Diez comportamientos que debes evitar si tus hijos usan Internet

menores en Internet

¿Tienes hijos? Seguro que, tengan la edad que tengan, ya conocen y manejan perfectamente los dispositivos con los que te conectas a Internet. Tabletas, móviles u ordenadores no tienen secretos para ellos y, ya sea para jugar o para comunicarse con otros compañeros, son parte importante de su vida cotidiana, pero ¿los emplean con seguridad?

Los datos recabados por la Junta de Andalucía hablan por sí solos: el 94,7% de los menores andaluces de entre 10 y 15 años utiliza el ordenador de forma habitual y el 63,9% de niños y niñas de estas edades ya tiene teléfono móvil. En apenas diez años, el porcentaje de pequeños internautas ha crecido en un 30%. ¿Dónde se conectan? La mayor parte (un 89,5%) desde su casa, aunque también desde centros escolares, un 59,6% o en casa de amigos y familiares (un 36,1%) y lugares públicos (un 17,4%).

Que nuestros hijos se conecten es inevitable, forman parte de una generación en la que las nuevas tecnologías están muy presentes en todos los ámbitos de su vida, pero que lo hagan con seguridad sí es responabilidad de los padres y educadores que, como ocurre con los consejos que les dan para desenvolverse en la ‘vida real’, deben extremar las precauciones y educarles en un uso correcto de las TIC.

Cómo hacerlo es la pregunta del millón y para ello hay que tener muy presentes los peligros que entraña un mal uso de las nuevas tecnologías. Si tienes hijos evita estos diez comportamientos tanto suyos, como tuyos:

1- Sin control: El acceso a las nuevas tecnologías y a los dispositivos tecnológicos se realiza a edades cada vez más tempranas. Si le dejas el móvil o la tableta a tu hijo ten siempre instalado un filtro parental para evitar que pueda acceder a páginas inapropiadas o que comprometan su privacidad. ¿Dónde encontrarlos? Aquí tienes los de la Junta de Andalucía.

2- Sin supervisión: La temprana edad en la que se inician los niños en las TIC exige nuestra presencia en su uso y aprendizaje. Internet no es una niñera o un juguete que entretiene a los pequeños y nos permite hacer otras cosas. Si estás presente, aprenden mucho mejor. Elige bien las aplicaciones que les descargas y opta siempre por aquellas que sean educativas y con las que puedan aprender jugando.

3- Sin medida: Gran parte del uso que los menores hacen de Internet, en especial hasta los diez años, es lúdico. Los juegos son muy divertidos, pero tienen un componente adictivo que debe ser controlado por los padres con horarios y momentos puntuales y concretos que fomente un consumo moderado de las nuevas tecnologías. Y esto es aplicable tanto en niños como en adolescentes con el uso de dispositivos móviles. La nomofobia es cada vez más frecuente entre los jóvenes.

4- Sin referencias: A medida que entramos en la adolescencia, nuestros hijos reclaman más espacio para ellos y más independencia. En el terreno de las nuevas tecnologías, ésta viene marcada por el uso del teléfono móvil y la mensajería instantánea, así como de las redes sociales. Déjales claro que nunca acepten conversaciones o solicitudes de amistad de personas que no pertenezcan a su círculo de amigos y a los que puedan poner cara en la vida real.

5- Sin privacidad: Muy importante en las redes sociales es que les enseñes a configurar sus requisitos de privacidad para evitar que personas ajenas a su círculo puedan ponerse en contacto con ellos, ver sus fotos o acceder a sus datos personales. Evita situaciones de Sexting o Grooming que, por desgracia sufren muchos adolescentes.

6- Sin diálogo: Aunque pueda molestarles, es importante que los padres conozcan quiénes son los amigos de sus hijos en redes sociales o a quién tienen de contactos en sus grupos de Whatsapp u otras aplicaciones. No se trata de controlarles, sino de fomentar una relación de confianza que permita hablar sin problemas de nuevas tecnologías y, en el caso de que los hubiera, comentar un problema.

7- Sin respeto: Por desgracia, las nuevas tecnologías han traído consigo nuevas prácticas de acoso a otros compañeros del colegio o el instituto, que se conoce como Ciberbullying, y que se puede presentar a través de grupos de whatsapp o en redes sociales. Conciencia a tu hijo de que esto es un delito y, tanto si lo sufre como si conoce algún caso debe ponerlo en tu conocimiento o en el de responsables educativos.

8- Sin revelar datos: Es habitual entre los menores que las redes sociales sean un vehículo para mostrar aspectos de su vida cotidiana que incluyen celebraciones, viajes, fiestas con amigos… Como te hemos dicho antes, configura los parámetros de seguridad para evitar que tu hijo pueda etiquetar o ser etiquetado en foto y hazle entender que mostrar todos los aspectos de su vida puede resultar perjudicial para su privacidad.

9- Sin descanso: Muchos jóvenes están ‘pegados’ al teléfono móvil e incluso se lo llevan a la cama para seguir chateando o navegando antes de dormir, una conducta inapropiada que interfiere tanto en sus hábitos de sueño como en el necesario descanso y les perjudica para sus estudios y su capacidad de concentración. A ciertas horas, el móvil también debe ‘descansar’.

10- Sin formación: Tanto para ti como padre, como para tus hijos es importante que estéis al tanto de los usos correctos de las nuevas tecnologías, así como de los peligros que entrañan. Para ello, la Junta de Andalucía pone a vuestra disposición las Guías Educar para Proteger en las que podéis encontrar toda la información necesaria para un buen uso de Internet. Junto a esto, Andalucía Compromiso Digital y Guadalinfo programan de forma regular jornadas formativas para padres y menores en las que se fomentan buenos hábitos en la Red. Infórmate.

Diez comportamientos que debes evitar si tus hijos usan Internet
5 (100%) 3 votos

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario