¿Qué dicen las Leyes de la Robótica propuestas por la UE?

Estas son las leyes de la robótica de la UE

No es ciencia ficción, es real. El desarrollo de los sistemas de Inteligencia Artificial y su implantación ha traído a nuestro presente la pregunta que visionarios de la ciencia ficción anticiparon hace mucho tiempo: ¿qué normas deben cumplir los robots en nuestra sociedad? Estas son las leyes de la robótica que propone la Unión Europea.

Leyes de la robótica de Asimov

Hablar de las leyes de la robótica de la UE es hacerlo de un texto relativamente reciente, pero que, en gran medida, ya estaba escrito (y como tal consta en la resolución del Parlamento Europeo) por el gurú de la ciencia ficción, Isaac Asimov, que anticipó un debate que va estar presente en nuestras vidas en los próximos años.

¿Qué son las leyes de la robótica de Isaac Asimov? Una serie de principios éticos y morales que deben marcar el comportamiento de los robots (máquinas y humanoides) en la sociedad humana. La primera mención a las leyes de la robótica, según Wikipedia, se remonta al año 1942 en el relato “El Círculo Vicioso” del autor de origen ruso que, desde ese momento, las incorpora a la mayor parte de sus libros de culto como La Fundación, el hombre bicentenario, los Robots, la trilogía del Imperio Galáctico…

¿Qué dicen las leyes de la robótica de Asimov? Si eres aficionado al cine, posiblemente las recordarás de la película Yo, Robot, protagonizada por Will Smith, en donde se plantean los principios generales y las normas de convivencia que, según la visión de Asimov, deben marcar la convivencia entre seres humanos y máquinas inteligentes. Estas normas son:

  1. Ley Cero de la Robótica que es la norma base de esta convivencia: “Un robot no hará daño a la Humanidad o, por inacción, no permitirá que la Humanidad sufra daño”.
  2. Un robot debe hacer o realizar las órdenes dadas por los seres humanos, salvo en el caso de que estas entrasen en conflicto con la Ley Cero de la Robótica.
  3. Un robot debe proteger y preservar su propia existencia, salvo en el caso de que esta ley entrase en conflicto con lo planteado en la primera y segunda leyes de la robótica.

Todo esto era ciencia ficción… Hasta ahora.

De la fantasía a la realidad: Leyes de la robótica de la UE

El universo planteado por Asimov se ha convertido en una realidad que ya estamos comenzando a vivir y que marcará nuestro futuro más inmediato. La Inteligencia Artificial está cada día más presente en nuestras vidas y sus aplicaciones para las empresas, la búsqueda de trabajo y los procesos de selección de personal o la educación ya son muy reales.

De la misma manera, las máquinas comienzan a sustituirnos en las tareas más pesadas y repetitivas y serán claves para el desarrollo de la Industria 4.0. No solo hablamos de robots, sino también de drones, coches autónomos y de todo tipo de sistemas inteligentes que  formarán parte de nuestro día a día y que plantean un escenario complejo y, por ahora, sin normativa.

¿Sirven las leyes de la robótica de Asimov para legislar y poner orden en toda la revolución tecnológica que se avecina? Evidentemente, no. Los países son conscientes del intenso debate, no solo moral o ético, que ya ha comenzado a generarse y, para ello, ya existen los primeros borradores de leyes de la robótica que se han desarrollado tanto en Estados Unidos, como en la Unión Europea.

Claves de las leyes de la robótica de la UE

Por el momento, estamos hablando de una resolución sobre las leyes de la robótica de la UE, aprobada por el Parlamento Europeo el pasado 16 de febrero de 2017, en la que se insta a la Unión Europea a desarrollar una legislación específica sobre la Inteligencia Artificial sus usos y sus límites. Accede aquí a la resolución del Parlamento Europeo sobre Normas de Derecho Civil sobre Robótica en la UE.

Para ello, la Unión Europea plantea una serie de claves que deben guiar esta normativa:

¿Qué es un robot inteligente? Esta es una de las preguntas claves de la resolución. Según la UE, hablamos de un robot inteligente cuando se den estas circunstancias:

  • Máquinas con capacidad de tener autonomía mediante sensores o el intercambio de datos con elementos de su entorno.
  • Máquinas con  capacidad de autoaprendizaje a partir de la experiencia y con capacidad para adaptar su comportamiento a las necesidades de su entorno.
  • Máquinas con un soporte físico mínimo y con inexistencia de vida, en el sentido biológico.

Con estos condicionantes, la UE propone, como una de las primeras medidas, crear un registro de robots inteligentes para todo el ámbito de la Unión Europea. A largo plazo, el texto contempla la posibilidad de crear una personalidad jurídica propia para robots.

¿Qué principios éticos deben guiar el comportamiento de los robots? En este apartado, la resolución del Parlamento Europeo que sienta las bases de las futuras leyes de la robótica de la UE que establece estas normas para los investigadores en materia de robótica:

  • Principio de Beneficencia: Por el que los robots deben actuar siempre en beneficio de la Humanida (Ley Cero de la robótica planteada por Asimov).
  • Principio de no maleficencia: Muy similar a la anterior, pero estableciendo de forma expresa que las acciones de los robots no deben nunca causar daño a los humanos.
  • Principio de autonomía en la toma de decisiones con independencia de la interacción con otros sensores inteligentes o robots.
  • Principio de Justicia por el que se establece la distribución justa de los beneficios asociados a la robótica y la asequibilidad de los robots utilizados en el ámbito de la asistencia sanitaria a domicilio y de los cuidados sanitarios en particular.

¿En qué se traduce todo esto a la hora de la fabricación de robots inteligentes? En una serie de normas, por ahora recomendaciones, que se resumen en aspectos concretos como:

  • Obligación de instalar un botón de emergencia en los robots inteligentes que permita deshacer la última acción planteada o desconectar directamente la máquina ante cualquier situación de emergencia o peligro.
  • No crear ni fomentar vínculos emocionales con los robots. La UE considera que debe “debe prestarse especial atención al posible desarrollo de un vínculo emocional entre seres humanos y robots especialmente en el caso de grupos vulnerables, como niños, personas mayores y personas con discapacidad”, y destaca “los problemas que pueden plantear las graves consecuencias físicas y emocionales que este vínculo emocional podría causar a los seres humanos”.
  • No se podrá emplear un robot para hacer daño a las personas, así como obtener datos personales o sobre su vida íntima sin el consentimiento expreso del afectado.
  • Seguro obligatorio. Según la UE, será necesario “establecer un régimen de seguro obligatorio en los casos en que sea pertinente y necesario para categorías específicas de robots, similar al existente para los automóviles, en el que los fabricantes o los propietarios de robots estarían obligados a suscribir un contrato de seguro por los posibles daños y perjuicios causados por sus robots”.
  • Los robots tendrán la consideración de personas electrónicas y “serán responsables de reparar los daños que puedan causar, y posiblemente aplicar la personalidad electrónica a aquellos supuestos en los que los robots tomen decisiones autónomas inteligentes o interactúen con terceros de forma independiente”.
  • Pago de impuestos. Los robots tributarán y se pagará impuestos por su implantación en centros de trabajo, una medida que, por el momento, se resuelve con la posibilidad de un canon durante la vida útil del robot y atendiendo a los posibles efectos perjudiciales sobre el mercado del trabajo, ya que como señala la resolución, “existe el riesgo progreso de la robótica podría traducirse en una elevada concentración de la riqueza y el poder en manos de una minoría”.

Nuevas normas para un mundo nuevo en el que los robots condicionarán nuestras relaciones sociales y laborales y que debe ser regulado. El debate no ha hecho más que comenzar.

¿Qué dicen las Leyes de la Robótica propuestas por la UE?
4 (80%) 1 voto

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario