Economía naranja: la apuesta por el valor de la creatividad, la cultura y la innovación

Qué es la Economía Naranja

La creatividad se ha convertido en uno de los grandes pilares para el impulso de la Economía Digital y en una oportunidad para el desarrollo de proyectos emprendedores que apuestan por el valor de la innovación y las ideas relacionadas con el ámbito cultural ¿Sabes qué es la economía naranja o economía creativa? Descubre claves en este post.

¿Qué es la economía naranja?

Cuando hablamos de la definición de economía naranja también nos referimos al término economía creativa, que fue acuñado en el año 2001 por John Howkins en una entrevista para la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) en la que apuesta por las oportunidades de negocio y desarrollo que representa el sector cultural y la industria creativa.

¿Qué es la economía naranja? Según el concepto que aporta Howkins en su libro, “La economía creativa. Transformar una idea en beneficios”, nos estamos refiriendo a un modelo en la que las ideas y los procesos creativos son la base de una economía y también una oportunidad de generar riqueza a través de un mercado.

Oficina de información a empresas del sector TIC

Accede a todas las ayudas disponibles en una misma herramienta.

Para Howkins, por economía naranja (o economía creativa) “se entienden las operaciones (ideas) que generan los productos creativos. Cada operación puede comportar dos valores complementarios: el valor de la propiedad intelectual intangible y el valor de la plataforma física”. Estas ideas no se quedan solo en el concepto, sino que van más allá e incorporan un valor de mercado para sus impulsores. Consulta aquí las reflexiones de Howkins sobre economía naranja.

Naranja es creatividad, cultura, talento, innovación e impulso de nuevas ideas que generan un nuevo mercado y una oportunidad de negocio. Hablamos de nuevas industrias creativas y culturales que son capaces de monetizar el valor de las ideas y el talento y que dinamizan tanto la economía de un país, como su mercado laboral y que destacan por su protección de los derechos de autor y propiedad intelectual. ¿Sabes qué normas de derechos de autor rigen en Internet?

Puedes ampliar conocimientos sobre qué es economía naranja en este vídeo:

Datos y claves para el desarrollo de la economía naranja

¿Dónde podemos encontrar ejemplos de economía naranja y qué sectores la impulsan? Según la clasificación de la Unesco, se pueden identificar estos sectores como pertenecientes a la economía creativa:

  • Aquellos relacionados con la herencia cultural  y el patrimonio natural (museos, gastronomía, zonas de valor natural…).
  • Artes visuales y todo lo relacionado con disciplinas como la fotografía, la pintura, las artes plásticas.
  • Libros, prensa, medios escritos.
  • Materiales audiovisuales y creativos como, por ejemplo, la industria del videojuego, los podcast, los medios de comunicación tradicionales.
  • Presentaciones artísticas y celebraciones como artes escénicas, festivales…
  • Creaciones funciones como la moda, el diseño, la publicidad…

Para la Unesco, la economía naranja supone una importante oportunidad para el desarrollo de las economías locales, así como una importante apuesta por la identidad cultural de municipios, regiones y países, tal y como se detalla en su informe sobre economía creativa que puedes consultar en este enlace.

¿Qué cifras mueve este inmenso mercado cultural y de las ideas? Como señala la obra de Pedro Felipe Buitrago, la economía naranja es Una oportunidad infinita que, en caso de ser un mercado en su totalidad sería la quinta mercancía mundial por PIB y si fuese un país sería la cuarta potencia mundial con un PIB superior a los 4,3 billones de dólares. En la primera década del siglo XXI, las exportaciones de los bienes culturales y creativos se incrementaron en un 134%.

Para la Unión Europea, la economía naranja también es un asunto prioritario, como lo demuestra el Monitor de las Ciudades Culturales y Creativas con el que se pretende medir:

  • El dinamismo cultural mide el «pulso» cultural de una ciudad en términos de infraestructura cultural y participación en la cultura.
  • La economía creativa permite percibir de qué manera los sectores cultural y creativo contribuyen al empleo, la creación de empleo y la capacidad innovadora de una ciudad.
  • El entorno propicio identifica los activos tangibles e intangibles que ayudan a las ciudades a atraer el talento creativo y a estimular el compromiso cultural.

¿Cómo impulsar la economía naranja? Tal y como señala Juan Pastor Bustamante en este artículo, la economía creativa debe impulsarse a través de estas medidas:

  • Mayor formación empresarial para empresas del sector cultural y creativo. La economía naranja apuesta por la monetización de las ideas y es necesario una cultura empresarial.
  • Impulso del emprendimiento creativo y cultural desde la Universidad para fomentar la aparición de un tejido emprendedor sólido en economía naranja.
  • Apoyo a proyectos de exportación de productos y bienes relacionados con la industria cultural.
  • Estrategias de ciudades creativas que atraigan y retengan el talento en el entorno urbano como dinamizador de este nuevo modelo de mercado.
  • Creación de sinergias con otras ciudades creativas, mercados y emprendedores que apuesten por el valor de la economía naranja.

Son solo alguno de los puntos para el despegue de un sector que, gracias a la nuevas tecnologías, puede encontrar el apoyo para su despegue definitivo ¿sabes por qué?

Las TIC el perfecto aliado para la economía naranja

En este contexto, el desarrollo de las nuevas tecnologías supone el ecosistema perfecto para el desarrollo de proyectos y empresas de ámbito cultural y creativo, así como para el impulso que reclaman los expertos para el fomento de un nuevo modelo de emprendimiento y sinergias basadas en el valor de las ideas, así como para su conversión en un producto cuantificable.

Startups, aplicaciones móviles,  plataformas de trabajo colaborativo, comunicación sin barreras o la apuesta decidida por la disrupción y la transformación digital son las claves de un nuevo modelo económico que va a revolucionar la economía y en el que la economía naranja se encuadra de forma perfecta.

Las TIC impulsan y dan mercado a todos los ámbitos de la economía naranja Clic para tuitear

Gracias a las nuevas tecnologías y a las soluciones emprendedoras, el mercado cultural y del ocio ha encontrado la manera de monetizar y desarrollar un mercado propio de ideas y talento que en los próximos años va a seguir creciendo de forma exponencial, tal y como señala el McKinsey Global Institute que cifra su valor de mercado entre los 8,8 y los 25 billones de dólares hasta 2022.

Aplicaciones para museos, impulso de las TIC para la comunicación y la herencia cultural, nuevas soluciones creativas en los campos de la publicidad, el diseño y la arquitectura, la revolución en los medios de comunicación, el intercambio de ideas, las ciudades conectadas, Internet de las Cosas…

Todo lo que tenga que ver con el talento impulsa la economía naranja y exprime  sus infinitas posibilidades y, de la mism manera, genera riqueza, puestos de trabajo y fomenta el emprendimiento en el ámbito de la Economía Digital en donde el valor de la creatividad es indispensable.

¿Conoces algún caso de impulso de la economía naranja que podamos incluir en sucesivos post sobre esta materia? Indícalo en la sección de comentarios.

Economía naranja: la apuesta por el valor de la creatividad, la cultura y la innovación
¡Valora este artículo!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario