Smart City: el impulso de la resiliencia urbana a través de las TIC

Las ciudades del futuro serán inteligentes, pero también resilientes ya que, gracias a las nuevas tecnologías, estarán preparadas para afrontar cualquier cambio, saber adaptarse a él e incluso predecirlo sin que la calidad de vida de sus ciudadanos se vea comprometida. ¿Cuáles son las claves de la resiliencia urbana que impulsa la Smart City?

¿Qué es resiliencia urbana?

Cuando hablamos de las ciudades del futuro, uno de los conceptos que está muy presente es el de resiliencia urbana. ¿Qué es resiliencia? Por definición, este término nos lleva a la “capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado o situación adversos”.

Saber adaptarse al cambio es clave en la superviviencia de cualquier especie y, si lo vinculamos al entorno urbano, el término tiene mucho que ver con conceptos como el desarrollo sostenible dentro de un nuevo ecosistema urbano que, gracias a la tecnología y al conocimiento que aporta a sus ciudadanos, es capaz de superar cualquier adversidad, ‘regenerarse’ y anticiparse a futuras amenazas.

Las ciudades resilientes tienen la capacidad de proteger sus bienes y a sus ciudadanos y, de la misma manera, de elaborar un constante autodiagnóstico de sus fortalezas y debilidades, así como poder prever y actuar tanto ante situaciones de riesgo previsibles, como los derivados del cambio climático o las crisis económicas, como de aquellos que son inesperados como, por ejemplo, los daños derivados de catástrofes naturales.

La resiliencia urbana es mucho más que un concepto y representa una pieza clave en el futuro de nuestras ciudades. Así se pone de manifiesto en el Programa de Perfiles de Ciudades Resilientes que impulsa la Organización de Naciones Unidas (ONU) o en proyecto Rescue de la Unión Europea, dentro del Horizonte 2020, y que tiene como focos de atención las experiencias Smart en la lucha contra el cambio climático desarrolladas por Barcelona, Lisboa y Bristol.

Ciudades inteligentes, ciudades resilientes

Este concepto de resiliencia urbana tiene mucho que ver con el futuro de nuestros ecosistemas urbanos bajo la perspectiva de la Smart City. Las ciudades inteligentes también serán ciudades resilientes gracias:

  • La generalización de sensores y objetos conectados que reportan información de forma permanente sobre el estado de cada punto de la ciudad (Internet de las Cosas).
  • Los interpretación permanente de estos datos para una constante evaluación del estado de la ciudad, así como la elaboración de modelos predictivos apoyados en el Big Data que permitan adelantarse.
  • La implantación de soluciones dirigidas al desarrollo sostenible y la eficiencia energética que racionalicen los consumos y eviten situaciones de falta de suministro en el entorno urbano.
  • La participación activa de los ciudadanos (Smart Citizens) en los procesos de toma de decisiones y en el mantenimiento del ecosistema urbano. De la misma manera, el aprendizaje permanente sobre nuevos sistemas y soluciones para favorecer la calidad de vida en el entorno urbano.
  • La mejora en la calidad y diseño de los edificios (Smart Buildings) para favorecer un consumo sostenible y eficiente de los recursos, cada vez más escasos, en el entorno urbano.
  • El uso generalizado de nuevas herramientas y dispositivos que mejoran la adaptación a nuestro entorno y favorecen un conocimiento profundo de nuestra ciudad.
  • La implantación y el apoyo de proyectos emprendedores relacionados con las nuevas tecnologías que favorecen la mejora de la calidad de vida en el nuevo ecosistema urbano. De la misma manera, la implicación del sector privado en todo este proceso.

Gracias a la innovación y la tecnología, las ciudades inteligentes son también ciudades resilientes porque impulsan y fomentan los tres pilares en los que se apoya la resiliencia urbana: resistencia, adaptación y anticipación a cualquier cambio que afecte al ecosistema urbano.

Claves de la estrategia Smart City de la Junta de Andalucía

Para alcanzar todos estos objetivos se necesita que el proceso de transformación digital llegue a nuestras ciudades y, en el caso de Andalucía, ya está en marcha la estrategia AndaluciaSmart que tiene como objetivo prioritario facilitar este cambio en el entorno urbano de los municipios andaluces y que fue aprobada por el pleno del Parlamento andaluz el pasado mes de septiembre .

Ciudades sostenibles, eficientes, conectadas tanto a sus ciudadanos como a los objetos que forman parte de ella y que, gracias a las nuevas tecnologías, están preparadas para afrontar cualquier cambio sin que ello repercuta en la calidad de vida de sus ciudadanos que, de la misma manera, participan activamente en un nuevo modelo de gobernanza.

¿Quieres ampliar información sobre las claves que marcarán las ciudades del futuro y sobre la estrategia AndalucíaSmart de la Junta de Andalucía? Visita la sección Smart City de nuestro blog en este enlace.

¡Valora este artículo!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario