En un mundo cada vez más tecnológico y global el valor de la colaboración está, prácticamente, en todos los ámbitos de nuestra vida, por el hecho de que compartir, información o conocimientos, al nivel en el que las nuevas tecnologías nos lo permiten reporta beneficios a todos. Una de las grandes consecuencias del valor de compartir es la generación de una Inteligencia Colectiva.

Cabría preguntarse qué ventajas ofrece la inteligencia colectiva hoy en día. Entre las muchas respuestas se podría argumentar que la inteligencia colectiva favorece la creatividad del grupo humano o equipo de trabajo que busca una solución a un problema, por ejemplo, ya que más gente pensando tiene más probabilidades de encontrar nuevas soluciones creativas. Existen, además, técnicas y métodos grupales que fomentan y favorecen la creatividad colectiva.

Otra respuesta es que la inteligencia colectiva permite la interpretación de múltiples datos que requieren y admiten muchas lecturas diferentes. Cuantas más personas tengan acceso a esos datos, más diversidad de respuestas y puntos de vista se podrán contemplar, ofreciendo, de esta forma, una visión más global del problema.

La inteligencia colectiva permite, también, resolver problemas que requieren conocimientos multidisciplinares, gracias a la colaboración de cada experto y puesta en común de los resultados de cada uno de ellos.

Se podrían exponer muchas más razones.

Los ámbitos en los que podemos ayudarnos de la inteligencia colectiva para conseguir objetivos comunes son prácticamente todos en los que participe un grupo humano y se den las condiciones idóneas para ello (flujo de información y comunicación, espíritu de colaboración, libertad de acción, etc.). Sin embargo, en este artículo nos centraremos en tres ámbitos: las Ciudades Inteligentes, la empresa 2.0 y la educación.

Ciudades Inteligentes

La esencia de la Ciudad Inteligente es la participación y colaboración de todos los agentes que forman parte de la ciudad: instituciones, empresas públicas o privadas, mobiliario urbano, servicios, ciudadanía, etc., a través de las nuevas tecnologías. La inteligencia colectiva surge de la interacción de todos esos actores. La ciudadanía no sólo es receptora de las mejoras en la Ciudad Inteligente, sino que se convierte también en agente activo, productor, de esas mejoras, ya que sin su participación no se podría realizar ninguna gestión (nuevas energías, movilidad, accesibilidad, etc.) La Ciudad Inteligente implica la búsqueda de eficacia energética, sostenibilidad económica o ambiental, innovación social y de participación ciudadana. Los ciudadanos y ciudadanas son una parte activa, imprescindibles, que colaboran y toman partido en las decisiones de la nueva Ciudad Inteligente, favoreciendo, de esta forma, la inteligencia colectiva.

Inteligencia ColectivaEmpresas 2.0

Hace algunas semanas hablamos de las características de la empresa 2.0, y mencionamos que lo esencial era la actitud de la empresa como entidad. La tendencia actual es la colaboración, de la que surge la Inteligencia Colectiva.

La empresa hoy en día debe valorar y sopesar el potencial que las herramientas 2.0 les ofrecen en términos de comunicación, desarrollo profesional y laboral, capacitación de relación e interacción social y colaboración.

En sus relaciones internas debe gestionar sus recursos humanos mediante grupos de trabajo que favorezcan la consecución de nuevas ideas, proyectos, etc., a través de la inteligencia colectiva.

En sus relaciones externas la nueva empresa debe implicar cada vez más al usuario/consumidor. Debe tener laactitud de querer escuchar lo que dice y opina el usuario (el mercado), pero también es necesario tener la aptitud de saber escuchar, extrayendo de entre toda esa información, las ideas valiosas e innovadoras.

Educación

La Inteligencia Colectiva es un factor importante también en la nueva educación. El profesorado no sólo participa en la comunidad educativa online compartiendo a través de plataformas y nuevas tecnologías, sus ideas, herramientas, consejos, recursos, etc., con otros profesores, sino que también implica al alumnado para que participe de una manera activa en su propio aprendizaje, generando de esta forma una inteligencia colectiva al servicio de la educación.

¿Te gustaría ayudarnos a completar esta lista? ¿Qué otros ámbitos importantes crees que favorecen la inteligencia colectiva? Puedes dejarnos tu opinión y comentario, si quieres. ;)

También en Andalucía es digital destacamos el valor de compartir y de la colaboración, generadores de inteligencia colectiva. Te invitamos a que descubras de primera mano cómo puedes colaborar o innovar. ¿Te animas?

Si te ha interesado este post, quizás también te gusten:

Las redes sociales en el aula

Pros y contras del uso del blog en educación

3 ámbitos que favorecen la Inteligencia Colectiva
5 (100%) 2 votos

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *