Las grandes tecnologías que nos mejorarán la vida mañana se están desarrollando hoy en Andalucía. El último informe GEM lo confirma: Andalucía se está convirtiendo en uno de los polos del emprendimiento a nivel nacional, con Sevilla y Málaga como ciudades destacadas.

¿Será consecuencia de nuestro espíritu valiente? ¿De nuestro talento? ¿O que contamos con un sistema tecnológico óptimo? Quizá sea por un cúmulo de varios factores, pero la realidad es que en Andalucía nos hemos sumado al desafío emprendedor, y lo superamos con nota.

El informe GEM (Global Entrepreneurship Monitor) lleva años confirmando que nuestra región se encuentra a la cabeza del ranking de emprendimiento en España. La Sillicon Valley del sur ya acumula más de 470.000 personas comprometidas e impulsoras del ecosistema emprendedor. Esta cifra coloca a Andalucía en la primera posición de España en número de emprendedores. No es solo por una cuestión de población total, sino de espíritu emprendedor: la tasa de actividad emprendedora (TEA) de Andalucía supera en más de 2 puntos a la española, alcanzando el 8,8% de la población y colocándola en primer lugar seguida de Cataluña.

Sevilla y Málaga, a la cabeza del emprendimiento

2017 estuvo caracterizado por un aumento considerable de la percepción de oportunidades para crear un negocio tanto en Andalucía como en España. En concreto Sevilla destaca por un nivel de percepción de oportunidades emprendedoras muy alto en el contexto nacional; hablamos de un porcentaje del 36,7 a fecha de 2018, 7,6 puntos por encima de la media nacional, y 4,5 puntos por encima de la andaluza.

Sevilla destaca además en reducción de la brecha de género en la intención de emprender, con una tasa del 6,5% para los hombres y del 5,8% para las mujeres; brecha inferior a las existentes en Andalucía (1,8%) y España (2,2%). En general, la tasa de mujeres que emprenden desde cero (5,2%) es mayor que la de los hombres (4,0%), un dato positivo que merece ser subrayado.

Por su parte, Málaga destaca entre otros campos en la baja tasa de cierre empresarial, que en la provincia se sitúa en un 1%, por debajo de las medias andaluza (1,1%) y española (1,2%). Málaga se ha convertido en sinónimo de emprendimiento; así lo confirman algunas de las cifras desprendidas del informe GEM malagueño: el 6,4% de la población tiene intenciones de emprender en los próximos tres años, cifra superior a la registrada en Andalucía (5,1%); además, el 7,2% de los malagueños ha liderado en los últimos tres años proyectos emprendedores en el marco de la empresa u organización para la cual trabajan por cuenta ajena.

Tanto Sevilla como Málaga destacan además por alojar importantes hubs de emprendimiento y apoyo a startups, como son el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA), el Parque Científico y Tecnológico Cartuja, y aceleradoras de startups impulsadas por la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad como El Cubo, La Farola, el Programa Minerva o los centros de FIWARE Zone. La actividad económica de los parques tecnológicos andaluces ha crecido un 9,6% en 2019, hasta superar los 6700 millones.

Margen de mejora

Según se desprende de los últimos tres informes GEM, los principales obstáculos para emprender en Andalucía son algunas políticas gubernamentales, la falta de apoyo financiero y la falta de cultura emprendedora. Aunque en general Andalucía puntúa positivamente en la media nacional, es en comparación con Europa donde la región registra resultados por debajo de la media en prácticamente todos los factores analizados, sobre todo en los ámbitos educativo, de transferencia de conocimiento, burocrático y financiero.

Algunas de las percepciones más destacadas entre los encuestados son la falta de capital propio, la dificultad para acceder a prestamistas privados y para llevar a cabo los trámites burocráticos necesarios para iniciar negocios, y la recurrencia con que los emprendedores tienen que depender de inversores informales (familiares, amigos, compañeros de trabajo, etc.). Estas percepciones se trasladan casi por igual a los ámbitos provinciales de Sevilla y de Málaga.

Andalucía se encuentra actualmente en plena elaboración del Plan General de Emprendimiento, instrumento que guiará las diferentes políticas y actuaciones de la Junta de Andalucía en esta materia y con el que se pretende dotar a la comunidad de las herramientas más adecuadas para apoyar a los proyectos emergentes y a los futuros empresarios.

El Plan tiene que ayudar a hacer frente a los desafíos y preocupaciones del ecosistema de emprendimiento de la región, a racionalizar las estructuras y a ofrecer servicios ágiles, eficientes y no duplicados. La elaboración de este Plan se está llevando a cabo de manera colaborativa entre emprendedores, inversores, incubadoras, universidades y asociaciones, con el objetivo de analizar cómo podemos ayudar a que Andalucía se convierta en región de referencia en esta materia, y en un destino atractivo para inversores y nuevos negocios empresariales.