Decálogo de medidas de cibeseguridad para el empresario

La ciberseguridad es un asunto de máxima preocupación para las empresas. ¿Qué medidas deben establecerse en equipos, dispositivos y en la red corporativa de la organización para prevenir ciberataques? ¿Cómo deben participar los empleados? Toma nota de estas 10 claves básicas de ciberseguridad para el empresario.

Artículos relacionados:

Ciberseguridad para el empresario: 10 claves indispensables

Con este contexto, no es de extrañar que la ciberseguridad sea una de las principales preocupaciones para las empresas. Por este motivo, el Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe) cuenta con herramientas gratuitas de ciberseguridad para el empresario, así como con recursos como este «Decálogo de Ciberseguridad Empresas. Guía de aproximación para el empresario» que puedes consultar en su versión íntegra en este enlace.

¿Cuáles son estas 10 claves imprescindibles de ciberseguridad para el empresario? De forma resumida podemos señalar:

1- Necesidad de una política de seguridad

La primera regla de ciberseguridad para el empresario debe centrarse en la prevención como la mejor manera de evitar un ciberataque ¿sabes cómo detectarlo antes de que sea tarde? Es necesario que las empresas cuenten con un protocolo de seguridad informática en el que se recojan normas y procedimientos y que recojan un manual de buenas prácticas para los empleados.

Esta información debe ser periódicamente actualizada e informada a los empleados. De la misma manera, dentro de esta política de seguridad debe fomentarse la formación en materia de ciberseguridad interna (permisos, gestión de elementos externos…), así como de conocimientos en temas importantes como la Protección de Datos, el uso y tratamiento de la información de los clientes, la gestión de las bases de datos o las medidas necesarias en caso de un incidente de ciberseguridad.

2- Copias de seguridad

Ninguna empresas u organización está a salvo de sufrir un incidente de ciberseguridad y, en estas circunstancias es tan importante el tiempo de reacción, como la necesaria integridad de los datos internos y externos que almacena la empresas. En este sentido, es indispensable contar con copias de seguridad de estos archivos importantes.

Los expertos recomiendan realizar actualizaciones periódicas y establecer protocolos para el acceso a estas copias de seguridad, así como conservar una copia física de esta información fuera de la empresa, así como la necesidad de cifrarla para evitar accesos no autorizados.

3- Protección antimalware

Más allá de los grandes ciberataques, el malware se ha convertido en una amenaza mucho más habitual para la seguridad informática de la empresa. Correos electrónicos fraudulentos, descargas no autorizadas, conexiones de dispositivos externos, errores en el acceso a páginas o contenidos con riesgo de malware…

Cualquier guía de ciberseguridad para el empresario incluirá entre sus contenidos la necesidad de contar con sistemas antimalware, tenerlos actualizados y apostar por su implantación en todos los equipos informáticos de la empresa, así como en todos los dispositivos móviles que tengan posibilidad de acceso remoto a las cuentas corporativas.

Acerca de los sistemas antimalware hay que apostar por soluciones ágiles que permitan una actualización constante, así como un análisis de posibles amenazas en tiempo real. De la misma manera, es importante fomentar una cultura de ciberseguridad en la empresa que incluya el uso de los sistemas de prevención de amenazas informáticas.

4- Actualización permanente de equipos y dispositivos

Otra de las claves básicas en cualquier guía de ciberseguridad para el empresario es el aspecto referido a la necesaria actualización no solo de los equipos informáticos, sino de los dispositivos móviles, las licencias de uso de los programas, de las aplicaciones móviles…

Sea como fuere, debe evitarse el uso de ordenadores, aplicaciones y dispositivos que no estén convenientemente actualizados, ya que según todos los expertos es una de las principales causas de incidentes de ciberseguridad. La actualización periódica de equipos y dispositivos debe ser uno de los protocolos recogidos en las políticas de seguridad informática de la empresa.

10 claves de ciberseguridad para las empresas. Evita riesgos y blinda la información de tus clientes Clic para tuitear

5- Protección de la red corporativa

Muy relacionado con el punto de protección antimalware es la necesidad de contar con los adecuados sistemas de protección de la red corporativa de la empresa, así como de todos los dispositivos, aplicaciones y sistemas de almacenamiento (externo o Cloud) que pueden conectarse a ella en remoto.

De la misma manera, es indispensable una gestión adecuada de los permisos y niveles de acceso entre los empleados y responsables de la empresa, así como contar con las medidas de seguridad básicas para la protección de los puntos de acceso a Internet ¿Conoces estas claves para proteger tu router?  o el acceso restringido a la navegación en las páginas web potencialmente sospechosas de descargar malware en los equipos de la empresa.

6- Protección de dispositivos móviles y equipos personales

Las nuevas tecnologías han cambiado las formas de trabajo. Al igual que ocurre en el acceso a Internet, los dispositivos móviles se han convertido en la vía de acceso más utilizada para la gestión de tareas y procesos en las empresas. Esta deslocalización trae importantes mejoras, pero también añade riesgos en materia de ciberseguridad para el empresario.

De esta manera, los dispositivos móviles deben protegerse y actualizarse de forma periódica, fijar protocolos ante posibles pérdidas o robo de credenciales, limitar el acceso a determinados datos sensibles de la red corporativa o apostar por servicios de navegación con VPN que impidan las conexiones no autorizadas en redes públicas.

Otro de los puntos a tener muy en cuenta es el registro de accesos de equipos informáticos de los empleados a la red corporativa. Para ello debe fijarse un registro de equipos autorizados y limitar los accesos a los servicios de almacenamiento o que contengan datos personales de la empresa y clientes.

7- Blindar la red inalámbrica (WIFI)

Muy relacionado con el punto anterior, la deslocalización de los dispositivos debe llevar consigo un aumento de las medidas de vigilancia de la red inalámbrica a la que estos se conectan. Aparte de la protección de los puntos de acceso a Internet, deben establecerse protocolos para la protección de las conexiones, servicios VPN ¿conoces esta opciones para navegar más seguro en Internet? .

La ciberserguridad es indispensable para las empresas: 10 medidas de protección para evitar incidentes de seguridad informática en tu negocio Clic para tuitear

8- Gestión de soportes de almacenamiento

La gestión de las copias de seguridad de la empresas es un asunto clave a la hora de hablar de las medidas básicas de ciberseguridad para el empresario. A la hora de hablar de la gestión de soportes de almacenamiento, se incluyen tanto los servidores de la empresa, los dispositivos de memorias o discos duros externos, los sistemas de almacenamiento local o aquellas copias de seguridad que se almacenan en la Nube.

En todos estos casos la empresa debe establecer los correspondientes permisos de acceso, unificar los protocolos de almacenamiento y los productos, servicios y aplicaciones vinculados a ellos o la necesaria compatibilidad de todos estos elementos entre sí y con los equipos y dispositivos de la empresa y de sus empleados.

9- Monitorización y registro de la actividad

No sirve de nada establecer medidas de prevención y análisis si no se revisan los datos de forma periódica. El objetivo no es otro que velar por el cumplimiento de los protocolos de seguridad, así como detectar posibles amenazas para la red corporativa o los equipos de la empresa.

El registro de la actividad y la gestión de la información que facilita son un elemento clave para estar preparados ante un posible ataque informático o riesgo en la gestión y almacenamientos de las copias de seguridad o ficheros que contengan información relevante de la empresas o de sus clientes.

10- Cultura de ciberseguridad

Cerramos este decálogo de ciberseguridad para el empresario con un asunto vital para la prevención de incidentes de seguridad informática: conseguir una cultura de ciberseguridad en la empresa. Cuando hablamos de cultura de ciberseguridad empresarial nos referimos a la implicación de todo el personal de la empresa en la  prevención de comportamientos de riesgo, así como del uso responsable de los dispositivos externos.

Implantar una cultura de ciberseguridad en la empresa requiere, por parte del empresarios, de apostar decididamente por una actualización permanente de conocimientos y formación en materia de ciberseguridad, así como de capacidad de adaptación a los nuevos retos y amenazas en este terreno.