Claves de la Industria 4.0

Se le denomina la cuarta revolución industrial y, aunque te parezca cosa del futuro, ya es una realidad ¿Qué sabes de la Industria Conectada 4.0? ¿cuáles son sus claves y los cambios que va a generar en nuestro entorno y nuestras relaciones sociales y laborales? La transformación digital también está llegando a nuestras fábricas. Así serán las industrias del futuro.

¿Qué es la Industria Conectada 4.0?

Cuando hablamos de Industria 4.0 o Industria Conectada 4.0 estamos hablando de un término íntimamente ligado al concepto de transformación digital. La definición de Industria 4.0 se refiere a la introducción y aplicación de la tecnología digital a todos los sistemas y procesos de producción de las fábricas, así como en la relación de la industria con sus clientes.

Este concepto de fábrica inteligente o industria conectada es uno de los grandes retos del proceso de transformación digital en el mundo y surgió en Alemania. En aquel momento, el término Industria 4.0 se refería al conjunto de medidas que, desde 2011, comenzó a aplicar el gobierno alemán para digitalizar los procesos de producción de sus factorías.

Cinco años después, la Industria Conectada 4.0 es un concepto global y ya se habla de la cuarta revolución industrial; de un hito histórico que cambiará nuestra manera de entender el término industria y en el que necesariamente entran en juego conceptos como el Big Data, Internet de las Cosas, robótica, ciberseguridad, cloud computing, integración de procesos, impresión en 3-D, realidad virtual y aumentada… que serán fundamentales para entender las fábricas del futuro.

En definitiva, en un futuro muy cercano esta cuarta revolución industrial fusionará el mundo real y el virtual en fábricas inteligentes o ciberfábricas que, como en todo proceso de cambio, obligará a un necesario cambio de mentalidad que discurre de forma paralela al que ya se está poniendo en marcha para aplicar las claves de la transformación digital a las empresas y del que te hablamos en este post.

Hablar de un cambio en la industria supone referirnos a uno de los sectores claves de la economía de cualquier país que, en el caso de España, supone un 13% de su Producto Interior Bruto (PIB) y da trabajo a miles de personas. ¿Cuáles son las claves de este cambio hacia la Industria Conectada 4.0?

Claves de la Industria Conectada 4.0: las fábricas inteligentes

Cuando hablamos de este cambio de mentalidad que va a suponer esta cuarta revolución industrial no podemos pasar por alto que, además de estos, también habrá una importante transformación en nuestra manera de entender el concepto de fábrica con el que hasta ahora hemos convivido ¿cuáles son las claves o los términos clave de la Industria 4.0?

  1. Habilitadores digitales: Así se define el conjunto de tecnologías que harán posible el paso de la industria actual a la Industria Conectada 4.0. A partir de ahora todo va a estar conectado a través de programas y sistemas de Cloud Computing, Internet de las Cosas, Big Data… que van a significar una importante modernización de las fábricas tradicionales a las denominadas fábricas del futuro en las que todos los procesos estarán integrados y las máquinas interactuarán y se comunicarán entre ellas (Internet of Things).
  2. Fabricación flexible y a demanda: Al igual que ocurre con el proceso de transformación digital en las empresas, en la cuarta revolución industrial el cliente ocupará el centro de toda la estrategia: hablamos de un cliente hiperconectado y de una demanda cambiante que obligan a una fabricación flexible y a demanda de un producto que puede ‘consumirse’ desde cualquier punto y desde cualquier terminal y que además puede testar gracias a herramientas de realidad virtual o aumentada reportando de forma constante datos de la satisfacción del cliente (Escucha activa).
  3. Modelos productivos adaptados: Para satisfacer esta fabricación flexible que marca la Industria 4.0 uno de los cambios más importantes es el que se refiere a dejar de lado la fabricación en masa y, en consecuencia, a adaptar todas las cadenas de producción a una realidad cambiante en tiempo real y que cada vez se centra más en productos personalizados, pero que, de igual manera, pueden dar cobertura a una producción en masa. Hablamos de procesos de fabricación más efectivos y en los que serán claves los datos que se reporten desde las herramientas de Big Data así como su interpretación.
  4. Líneas de producción inteligente: Teniendo en cuenta los anteriores puntos, las fábricas del futuro simplificarán de una manera importante sus líneas de producción y las adaptarán a esa demanda cambiante y personalizada que marca la transformación digital en la Industria para llevarla a la Industria 4.0
  5. Cadenas de suministro optimizadas: Todos los puntos anteriormente descritos nos llevan necesariamente a un cambio en el concepto y en el funcionamiento de las actuales cadenas de suministro de los productos que entran y salen de las fábricas. La adaptación a una nueva demanda implica variar y adaptarse tanto en lo que se refiere a las materias primas que entran en el proceso de producción, como al producto final que sale de ellas.
  6. Almacenamiento inteligente: Que conlleva reducir drásticamente los grandes centros de almacenaje y apostar por dispositivos de etiquetado inteligente y una organización mucho más eficiente del stock. Ante una realidad cambiante no tiene sentido almacenar grandes lotes de productos y sí apostar por esos procesos con una rápida adaptación de la demanda que van a marcar a la Industria 4.0.
  7. Trabajos y procesos colaborativos: Que se traducen en sinergias con otros sectores productivos para estar permanentemente al día de esas necesidades de los nuevos clientes en cualquiera de los procesos de consumo que afectan a la cadena industrial. La colaboración entre empresas va a ser otra de las grandes claves de la Industria Conectada 4.0
  8. El contexto de Smart City: No hay que olvidar que cuando hablamos de la Industria 4.0 nos situamos en un contexto de ciudad inteligente o Smart City que van a cambiar nuestra manera de entender y relacionarnos con nuestro entorno más cercano a través de las nuevas tecnologías y la transformación digital. Al igual que ocurre con la industria conectada, estamos hablando de un concepto que va a ser realidad en muy pocos años. ¿Sabes cuáles son las claves de las ciudades del futuro en Andalucía?

Industria Conectada 4.0: Nuevas oportunidades de trabajo y negocio

En este importante cambio que va a traer consigo esta cuarta revolución industrial, no hay que olvidar que también afectará a los modelos de negocio y a las oportunidades de nuevos perfiles profesionales que van a ser cada vez más demandados para que esta transformación digital en la Industria se haga realidad tanto para clientes internos como externos. En este contexto, ya se pueden adivinar algunas claves como:

  1. La importancia del emprendimiento TIC: Como te hemos indicado, el nuevo modelo de Industria Conectada 4.0 va a estar mucho más pendiente que nunca del cliente y de sus expectativas y en esto tienen mucho que decir las nuevas iniciativas de negocio tecnológico como las Startups que son las que primero se han sabido adaptar a ese consumidor hiperconectado y cambiante y responder a lo que realmente necesita.
  2. Distribución y logística: Son dos de los dos puntos sobre los que pivotan gran parte de las nuevas oportunidades de negocio que va a traer consigo la Industria Conectada 4.0. ¿Cómo hacer llegar los productos a los clientes de una forma rápida y adaptada a sus necesidades? Novedades como ‘centros maker’ en los que el consumidor puede fabricarse su propio producto a través de la impresión 3-D, hacerle llegar sus productos de una forma personalizada con drones como carteros, de los que ya te hablamos como una de las tendencias del ecommerce para 2017, aplicaciones móviles para la gestión de pedidos o de respuesta inmediata para las reclamaciones…
  3. Comercio electrónico: Que cada vez va a abrirse a nuevos escenarios que ya no solo afectan al proceso final del producto (la compra), sino que también va a ser muy importante en el contexto de la fabricación de ese producto personalizado que va a ser muy importante en la Industria Conectada 4.0.
  4. Nuevos perfiles profesionales: Este cambio que va a traer la denominada cuarta revolución industrial también va a afectar al ámbito del trabajo y, sin duda, se presenta como uno de los grandes retos de la Industria Conectada 4.0: se necesitan nuevos profesionales para cubrir necesidades como el almacenamiento de datos, su gestión e interpretación, expertos en relación con el cliente, responsables de ciberseguridad que mantengan a salvo todos estos procesos de las ciberamenazas, profesionales del cloud computing o de la robótica, programadores…. pero también expertos en gestión que pongan en una relación óptima a hombre y máquina porque van a convivir en todo el proceso de producción.

¿Quieres ampliar conocimientos y conocer más sobre esta Cuarta Revolución Industrial? Puedes hacerlo en este interesante vídeo del World Economic Forum:

Claves de la transformación digital: La Industria Conectada 4.0
4.8 (95%) 4 votos

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *