Presentación del libro Mara Turing y el despertar de los hackers

El periodista y escritor Javier Padilla acaba de presentar «Mara Turing y el despertar de los hackers», una novela de aventuras dirigida al público juvenil que, además de entretener, busca despertar la curiosidad y las vocaciones tecnológicas en chicos y chicas. ¿Quieres conocer más? Asiste el próximo día 9 de enero en Sevilla a la presentación del libro y al posterior debate sobre el papel de los docentes en el despertar de las vocaciones tecnológicas.

El despertar de las vocaciones tecnológicas. Nuestro papel como docentes

9 enero 2019
Salón de Actos de la Facultad de Ciencias de la Educación
C/ Pirotecnia, 19. Sevilla

Javier Padilla: «¿Por qué los hombres van a ser mejores que las mujeres en el sector de la programación?»

Javier Padilla asegura que su libro «Mara Turing y el despertar de los hackers« busca romper estereotipos sobre la incorporación del talento femenino en el sector TIC y despertar la curiosidad de las nuevas generaciones sobre un sector, el de la programación, que será clave para su futuro profesional. Estas son algunas de las reflexiones del autor sobre su obra.

– Animar a los adolescentes a descubrir los ‘misterios’ de la programación ¿ese ha sido el reto de Javier Padilla con Mara Turing y el despertar de los hackers?

Sí, nos faltaba un poco de foco sobre aspectos como la programación y la importancia que va a tener la Inteligencia Artificial y este tipo de disciplinas. Me pareció que la literatura puede ser un vehículo adecuado para crear ese deseo por querer conocer más y hacerlo de forma bonita incrustando esos conocimientos en una aventura que tuviera misterio y suspense, y quizás, en este contexto, poder animar a los jóvenes lectores a adentrarse un poquito más en ese mundo y aprender cuáles son las bases de la programación, qué es la criptografía, el papel de la Inteligencia Artificial…

– ¿Escribir en papel supone un reto teniendo en cuenta que cada vez se lee menos en nuestro país y que los jóvenes viven pegados a una pantalla?

Sí, era un reto importante porque los chicos y chicas están acostumbrados a recibir todos los estímulos a través de la pantalla. ¿Qué hace uno para intentar acercarlos a la lectura? Lo primero que investigué fue qué es lo que les gusta ahora e intentar ver dónde están los puntos de interés. En este sentido encontré varios ejemplos que son perfectamente aplicables a un libro. Cuando tienes ingredientes como el suspense o el misterio y eres capaz de ir dosificándolos adecuadamente, ya tienes una parte importante resuelta.

– ¿Por qué una protagonista femenina? ¿Es una llamada de atención sobre la necesidad de apostar por el talento femenino en el sector TIC?

Sí, la novela se concibe como un libro que también quiere romper estereotipos. Mi intención principal con el personaje de Mara Turing es normalizar y preguntarnos ¿por qué los hombres van a ser mejores que las mujeres para programar? Y no lo son.

Sería injusto que no existiesen las mismas oportunidades para hombres y mujeres en un sector que, como vemos a diario, está creando más empleo y además de calidad. No hay que preguntarse si la mujer está capacitada para sectores como el de la programación, que por supuesto que sí, sino qué nos hace pensar que los hombres tienen mejores cualidades para acceder a empleos como el de programador, algo que no es cierto.

-¿Qué medidas son necesarias para impulsar la reducción de la brecha digital de género de la que alertan expertos y administraciones?

En primer lugar pondría el foco en la educación. Es muy importante lanzar los mensajes adecuados desde las aulas. El primer paso es que todos los profesores estén alfabetizados digitalmente de forma correcta. No se trata de colocar más ordenadores en las clases sino de prepararse y estar abierto al cambio, dos aspectos que creo que se deben cultivar desde la edad escolar.

Los mensajes deben ser los adecuados en el aula y, como digo, eso se consigue con unos profesores que estén cualificados y concienciados de que lanzando este tipo de mensajes están contribuyendo a sembrar un tejido de nuevos profesionales para el futuro.

Javier Padilla: Los hombres no nacemos más predispuestos a ser programadores. Es muy injusto la falta de igualdad en un sector casi sin paro y con buenos sueldos Clic para tuitear

-¿Qué valores añaden en el sector TIC la inclusión de las mujeres?

En mi experiencia, cuando he trabajado con mujeres programadoras puedo destacar aspectos como la empatía, que puede parecer una cuestión sin importancia pero que es clave porque hay que saber ponerse en el lado de la otra persona. Las mujeres no suelen tener tantos estereotipos asumidos y, por ese motivo, convierten la informática en una profesión normal y bonita. Un valor destacado en esta normalización de la que hablo.

Los hombres no nacemos más predispuestos a ser programadores y sería muy injusto que no se alcanzase esta igualdad de oportunidades en un sector en el que el desempleo está por debajo del 3% y en el que el nivel salarial está por encima de la media.

-Hablamos del término nativos digitales, pero ¿por qué esa afición al uso de las nuevas tecnologías no se traduce en una inquietud o curiosidad por saber cómo funcionan los dispositivos y adentrarse en mundos como el de la programación?

Sí, es cierto, la curiosidad es un factor clave para el desarrollo profesional ¿por qué estamos todo el día con la tecnología en las manos y no nos preguntamos cómo funciona? Nos falta esa curiosidad que es la gasolina para seguir aprendiendo. De cara al futuro estaría muy bien que nos preguntásemos los porqués de cada una de nuestras acciones con la tecnología. Cultivar desde el aula esta curiosidad sería muy importante.

Javier Padilla: En el futuro, los jóvenes que no tengan conocimientos TIC serán como las personas que no sabían leer o escribir hace 30 o 40 años Clic para tuitear

-En este sentido, ¿qué conceptos se pueden aprender o fomentar en las aventuras de Mara Turing?

Uno de los primeros conceptos que se pueden aprender es sobre criptografía, el cifrado para ocultar los mensajes, algo que se hace desde un teléfono móvil para encriptar la información y que se hace de forma muy sencilla. También se abordan términos de programación como qué es un bucle, qué es una variable, un condicional… y se aprende que la programación es un concepto fundamental que te permite dar el salto del grupo de los programados al de los programadores.

En el libro se intenta fomentar esa predisposición a que cuando haya una nueva corriente, aparte de disfrutarla, hacer algo más. Buscamos que esta nueva generación se implique y no solo programen, que sean los que deciden cómo va a ser ese nuevo mundo y tomar parte activa en todo este proceso.

-Teniendo en cuenta que dentro de muy poco vamos a vivir en una sociedad prácticamente digital ¿qué conocimientos cree imprescindibles para impulsar una buena educación digital desde la edad escolar?

Más allá de la ciberseguridad, que es básico, es necesario el pensamiento estructurado. Descomponer un problema grande en pequeñas cuestiones a mí no solo me ha ayudado en el terreno informático, sino en cualquier aspecto de la vida. Aprender a analizar y reposar las cosas antes de tomar una decisión. La informática te enseña que actuar por impulso es contraproducente. Hay que tener cierta capacidad de previsión que es muy importante.

Junto a esto, la creatividad es un valor que hay que tener muy en cuenta y que también es necesario trabajar. Cuando vengan los autómatas y ocupen puestos de trabajo como administrativos, contables o abogados, que hacen cosas repetitivas, estaremos ante otros modelos de trabajo que serán muy interesantes y en los que va a ser muy importante que seamos creativos.

Javier Padilla: La educación es clave para lograr la incorporación del talento femenino en el sector TIC. Hay que empezar la normalización desde la escuela Clic para tuitear

-En este sentido, ¿qué herramientas o contenidos cree que deberían popularizarse en el ámbito escolar para acercar a los niños y niñas al mundo de la programación o al ámbito de las profesiones TIC?

Hoy en día son muy interesantes los kits de robótica, que por muy poco dinero puedes construir tu propio robot. La robótica es una forma muy amable de aprender programación porque es muy tangible. El código que escribes no lo ves solo en una pantalla, sino que se traduce en el movimiento de un robot.

Junto a esto también es recomendable aprender a usar otros sistemas operativos y de código abierto como un Linux, que están al alcance de todos y que, entre otras cosas, te permite no tener un antivirus o acceder a programas que no tienen un alto coste.

-Complete la frase: un joven que no tenga fundamentos de programación o manejo de herramientas TIC dentro de unos años….

Intentaré no ser apocalíptico, pero desde luego será un analfabeto digital. La memoria va a tener cada vez menos importancia y se va a valorar cada vez más la experiencia y el manejo de herramientas. Para ese mundo apenas quedan cinco o diez años. Las niñas y niños que no tengan estos conocimientos TIC serán como las personas que no sabían leer ni escribir hace 30 o 40 años.

-Por último, ¿qué le dicen los adolescentes de su entorno sobre el libro? ¿Mara Turing, mola?

Sí, las valoraciones son positivas y eso me ha ayudado a quitarme un miedo de encima. La gente joven no tiene pelos en la lengua y te dicen abiertamente si lo que están leyendo les gusta o les aburre. En este sentido, uno de los mensajes más positivos que estoy recibiendo son preguntas sobre cuándo será la segunda parte del libro.

Jornada «El despertar de las vocaciones tecnológicas. Nuestro papel como docentes»

La presentación del libro de Javier Padilla se realizará el próximo día 9 de enero en la jornada «El despertar de las vocaciones tecnológicas. Nuestro papel como docentes«; un evento organizado por WomANDigital y que se celebrará en la Facultad de Educación de la Universidad de Sevilla (calle Pirotecnia, número 19) a partir de las 11:30 horas.

El objetivo de este encuentro, de entrada libre y gratuita, es abrir un debate sobre el importante papel del profesorado en el fomento de las vocaciones STEM entre las jóvenes andaluzas, prestando especial atención en la superación de los estereotipos existentes para así fomentar la igualdad de género.

En este debate, moderado por Loreto del Valle (Jefa del Servicio de Formación e Innovación Tecnológica de la Dirección General de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información, Consejería de Empleo, Empresa y Comercio) contaremos con la presencia de:

  • Clara Grima, profesora Titular del Departamento de Matemática Aplicada de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática de la Universidad de Sevilla.
  • Miryam Jiménez, responsable del Área de Ciberseguridad y Smart Cities de Sandetel, Junta de Andalucía.
  • Laura García, CEO de la empresa Zevenet, empresa TIC andaluza de ciberseguridad.
  • Rosalía Romero, profesora Titular del Departamento de Didáctica y Organización Educativa de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Sevilla.
  • Javier Padilla, periodista y autor de «Mara Turing y el despertar de los hackers».