Evita estos 10 errores al poner en marcha una startup

¿Vas a impulsar un proyecto emprendedor relacionado con las nuevas tecnologías? Si es tu primera experiencia emprendedora, consulta esta lista de 10 errores al poner en marcha una startup y tenlos en cuenta para que tu iniciativa despegue. ¿Comenzamos?

Artículos relacionados:

10 errores al poner en marcha una startup que debes evitar

El camino del emprendimiento tecnológico está cargado de oportunidades, pero también de situaciones que, si no se gestionan de la manera correcta, pueden suponer el fracaso de la iniciativa emprendedora. Y muchas de estas situaciones pueden surgir por una mala planificación inicial que, a la larga, generen un problema más importante. Toma nota (y evita) estos 10 errores al poner en marcha una startup.

1- No tener en cuenta la situación del mercado

Tener una buena idea no es sinónimo de éxito asegurado. El camino del emprendimiento tecnológico debe apoyarse en una base sólida de un estudio del mercado y, en función de sus necesidades, de la competencia, los clientes potenciales, las opciones de financiación… Antes de dar el primer paso hay que contar con un buen estudio de mercado en el que, por supuesto, deben incluirse aspectos vitales como las expectativas de crecimiento, las necesidades económicas/financiación, los plazos de desarrollo….

Una buena idea no basta si nos encontramos ante un mercado saturado o que no necesita lo que ofrece el proyecto emprendedor. El estudio del mercado es indispensable.

2- No planificar ni definir de forma clara los roles del equipo

Uno de los más frecuentes errores al poner en marcha una startup se localiza en la definición de los roles y atribuciones de cada uno de los miembros del equipo. Es habitual encontrarse modelos de trabajo, sobre todo en las fases iniciales, en los que todos se ocupan de todo y no hay una definición clara de las funciones de cada uno de los miembros del proyecto emprendedor.

En estos primeros momentos es también frecuente encontrarse con equipos en los que existen vínculos familiares, de amistad o personales que, en muchas ocasiones, no se centran en la labor fundamental: impulsar el proyecto. De la misma manera, existen proyectos absolutamente personalistas en los que no se delega en otros miembros del equipo.

En cualquier iniciativa emprendedora la especialización es cada vez más importante y, con ella, que cada uno de los miembros del equipo sea perfectamente a qué se tiene que dedicar y qué se espera de él.

3- No tener en cuenta las necesidades del cliente

Otro de los más habituales errores a la hora de poner en marcha una startup es olvidarse de una de las piezas claves para el éxito: el cliente y sus necesidades. En este punto, la metodología Lean Startup apuesta por la entrevista Cliente-Problema-Solución como herramienta indispensable para validar tanto nuestro modelo de negocio, como si realmente cumple con la expectativa del cliente/clientes potenciales.

En la economía digital el foco de atención es el cliente y cumplir con sus necesidades debe ser el objetivo prioritario a la hora de poner en marcha cualquier iniciativa emprendedora.

4- Lanzar el producto demasiado pronto/tarde

Las prisas son malas consejeras, pero también lo es la tardanza excesiva a la hora de poner en marcha o lanzar un producto. ¿De qué depende? De tener muy bien desarrollados los puntos anteriores. Si hay un plan de negocio sólido y realista que tiene en cuenta y cumple las necesidades del cliente gracias a un equipo sólido en el que todas sus miembros saben qué papel juegan ¡Es el momento!

La oportunidad de lanzar una startup viene condicionada por el trabajo previo y el plan de negocio. Si todo está correcto es el momento de salir al mercado y completar las siguientes fases de crecimiento de una startup.

5- No tener en cuenta las cuestiones legales

Uno de los errores al poner en marcha una startup y que afecta a miles de proyectos son las cuestiones legales que, en el peor de los casos, pueden suponer un grave problema de litigios o, directamente la desaparición del proyecto. Cuestiones como la inscripción en el Registro Mercantil, la patente de marca, el pacto de socios y, por supuesto, estar al día en materia fiscal son indispensables para el éxito de tu startup.

¿Vas a poner en marcha una startup? Estos son los 10 errores que debes evitar para tener éxito con tu proyecto emprendedor Clic para tuitear

6- No comunicar de la forma adecuada

Otro de los clásicos en la lista de errores al poner en marcha una startup son los problemas de comunicación. Vivimos en la era de la comunicación y, por ello, saber qué decir y en qué momento decirlo es una de las columnas vertebrales de cualquier iniciativa emprendedora o empresa. ¿Cuáles son los principales problemas de comunicación a los que se enfrenta una startup? En este enlace del blog de Andalucía Open Future puedes encontrar valiosos consejos para evitar este problema.

7- No tener prevista una estrategia de inversores

De nada sirve tener un buen producto que se dirija a una necesidad concreta, con todo claro y definido entre los miembros del equipo si al final falla uno de los grandes pilares de todo negocio: la inversión. En cualquier lista sobre errores al poner en marcha una startup el modelo económico va a ser uno de los grandes protagonistas.

Startups que crecen demasiado rápido y diversifican en vez de centrarse en el producto, pasividad a la hora de captar nuevos inversores o acceder a rondas de financiación, problemas con la continuidad de los inversores iniciales o, directamente, unas expectativas de ingresos/gastos poco realistas, así como una mala gestión de los fondos copan el Top de errores económicos en el lanzamiento de una startup.

8- No contar con un plan alternativo

Otro de los errores a la hora de poner en marcha una startup tiene que ver con la mentalidad con respecto a las expectativas y previsiones de crecimiento. En este punto, los expertos siempre recomiendan que exista un plan alternativo o Plan B que permita reaccionar en caso de problema o punto de no retorno.

En ocasiones los modelos de negocio son demasiado rígidos y solo contemplan la opción del éxito o del fracaso, sin atender posibles soluciones intermedias que deben ser previstas o gestionadas con un plan alternativo.

9- No pedir ayuda/asesoramiento

Toda startup atraviesa, como cualquier empresa, por diferentes fases y momentos. Contar con la ayuda de expertos, asistir a encuentros, plantear dudas en espacios especializados en emprendimiento son tareas básicas que deben cumplirse para contar con ideas que sigan impulsando el proyecto. Pese a que el ecosistema emprendedor es cada vez más amplio y diverso, uno de los principales errores al poner en marcha una startup sigue siendo el no buscar una opinión externa para ver qué pasa en nuestro proyecto.

Los espacios de emprendimiento tecnológico de Andalucía Open Future, Programa Minerva y Fiware Zone, impulsados por la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio en colaboración con Telefónica y Vodafone, ofrecen de manera regular encuentros y asesoramiento de expertos en emprendimiento tecnológico.

10- No saber cuándo abandonar

Puede ser duro, pero muchos de los problemas de algunas startups se podrían haber solucionado si no se hubiese tomado la decisión de continuar. En ocasiones es mejor abandonar y aprender de los errores, antes que seguir insistiendo en un modelo de negocio que no tiene futuro. No se trata de consultar estadísticas en las que se mide el grado de supervivencia de las startups, sino de aceptar el fracaso y conocer sus causas para no caer en los mismos errores.

¿Eres emprendedor y has caído en alguno de estos errores al poner en marcha tu startup? ¿Conoces algún otro que pueda completar la lista? Indícalo en la sección de comentarios para que podamos incluirlo.

 

10 errores al poner en marcha una startup ¡Evítalos!
¡Valora este artículo!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *