Internet de las Cosas para reducir tu factura eléctrica

¿Cómo puede ayudarte Internet de las Cosas a reducir tu factura eléctrica? Conoce las posibilidades de esta tecnología a través del uso e instalación de un contador inteligente en tu comunidad de vecinos. Las claves están en este este artículo de Ovidio González de Uña*

Artículos relacionados:

Internet de las Cosas para reducir el consumo eléctrico

Cuando hablamos de Ciudades Inteligentes (Smart Cities), el término “Internet de las Cosas (Internet of Things – IoT)” aparece asociado de forma inexorable. De forma sencilla podemos decir que es la forma que tiene una Ciudad Inteligente de interactuar con su entorno utilizando sensores (para medir) y actuadores (para poder ejecutar acciones).

En los medios de comunicación aparece de forma continua que nuestras ciudades son cada vez más inteligentes, pero pocas veces el ciudadano medio es capaz de tangibilizar este valor. El contador inteligente de electricidad es uno de los dispositivos Internet de las Cosas más extendidos en España y que ya afecta a más del 97% de la población con un contrato de electricidad.

Este dispositivo es a la vez un sensor que permite medir la cantidad energía que consumimos cada hora y un actuador que desconecta el suministro eléctrico en el caso de superar la potencia máxima contratada (la función que realizaba el antiguo ICP analógico o Interruptor de Control de Potencia).

La Unión Europea en su directiva 2012/27/UE sobre eficiencia energética establece en relación a los contadores inteligentes que se debe facilitar a los clientes finales información sobre la hora exacta de utilización, así como información de su consumo en un formato fácilmente comprensible y que se pueda utilizar para comparar ofertas. Esto incluye información histórica pormenorizada en función del tiempo de utilización diario, semanal, mensual y anual para un periodo de 24 meses a través de internet o mediante la interface del contador.

Cómo optimizar el consumo eléctrico con un contador inteligente

La información generada por el contador inteligente es utilizada por la comercializadora eléctrica contratada para calcular la factura eléctrica del consumidor. Pero esta información también puede ser utilizada para optimizar la factura eléctrica (potencia contratada y tarifa) utilizando herramientas TIC sencillas y gratuitas, tal y como fomenta la Unión Europea.

Un mantra que se repite de forma constante es que “los datos son el oro del siglo XXI”. Veamos como un ciudadano o una comunidad de vecinos puede utilizar los datos de consumo eléctrico que generan en beneficio propio. Antes es importante destacar que, aunque el contrato de suministro eléctrico se tenga firmado con una comercializadora eléctrica (mercado libre), la entidad que tiene acceso a los datos de consumo eléctrico del contador inteligente es la distribuidora eléctrica, que no se puede elegir y que es asignada en función del territorio donde se viva.

Los pasos a seguir para optimizar un suministro de electricidad por debajo de los 15 kw son los siguientes:

  • Lo primero es acceder a la “curva de carga horaria” que no es más que la cantidad de energía eléctrica consumida cada hora por el cliente. Esta curva está disponible y se puede descargar desde la web de la distribuidora eléctrica que tengamos asignada. Para el caso de Andalucía se puede consultar en la web de la distribuidora eléctrica.
  • El siguiente paso es determinar si se tiene contratada más potencia de la realmente necesaria. Se puede estimar de dos formas:
    • No haber tenido saltos del ICP que incorpora el contador inteligente y que suponen una interrupción del suministro eléctrico, es un indicativo de que posiblemente se tenga contrada más potencia de la que realmente se necesita. También utilizando la curva de carga horaria que proporciona la distribuidora eléctrica se puede identificar la hora de mayor consumo en los últimos meses. Si este consumo máximo esta muy alejado de la potencia máxima que tenemos contratada, es también un indicativo de que posiblemente se pueda optimizar la potencia contratada.
    • La pantalla de visualización que incorpora el contador inteligente ofrece información más exacta de si se han tenido excesos de potencia. El no haber tenido excesos de potencia en los últimos tres meses es un indicativo de que posiblemente se tiene más potencia contratada de la realmente necesaria.
  • La potencia máxima requerida se puede estimar a partir de la lectura del pico máximo de potencia media cuarto horaria alcanzada en los tres últimos periodos que registra el maxímetro del contador inteligente, incrementado en un margen de seguridad que deberá determinar un electricista homologado.

Determinación del exceso de potencia y de la potencia cuarto horaria máxima registrada en el modelo de contador CERM1 que utiliza la tecnología “Meters & More”. También es posible realizar las mismas operaciones para acceder a las lecturas del mes -3.

  • Para poder bajar la potencia del contrato de suministro eléctrico de una vivienda cuya instalación eléctrica tenga menos de 20 años no es necesario solicitar un boletín eléctrico, simplemente se requiere realizar la petición a la comercializadora eléctrica que se tenga contratada. En el caso de servicios no interrumpibles (ascensores, equipos de ventilación forzada en garajes, grupos de presión para consumo humano, viviendas con circunstancias médicas especiales, etc) es necesario que un electricista homologado expida un boletín eléctrico que certifique la bajada de potencia y que, al mismo tiempo, especifique que se debe activar el maxímetro. El maxímetro evita el corte del suministro electrico por exceso de potencia para servicios no interrumpibles, aunque en el caso de superarse la potencia máxima contratada existirá una penalización en el contrato.
  • Una vez determinada la potencia optima, se requiere determinar cuál es la tarifa más adecuada al perfil de consumo del usuario. Para ello se recomienda utilizar el Comparador de Ofertas de Energía y el simulador de la factura eléctrica de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Con estas herramientas se puede determinar si compensa más una tarifa en mercado regulado (Precio Voluntario del Pequeño Consumidor – PVPC regulado por el RD 216/2014 para potencias inferiores a 10kw) o en mercado libre y si compensa una tarifa con discriminación horaria. Si la potencia a contratar está por debajo de 10kw se recomienda comprobar siempre las tarifas reguladas por el gobierno (PVPC) con y sin discriminación horaria, pues suelen ser las más rentables para el ciudadano medio. Adicionalmente en el caso de poder solicitar el bono social existen descuentos adicionales.
  • El ultimo paso es contactar con la comercializadora eléctrica elegida y solicitar el cambio de potencia y la nueva tarifa elegida.

Caso práctico de ahorro con un contador inteligente

Veamos cómo hacerlo con un ejemplo concreto: una comunidad de vecinos que dispone de ascensor tiene contratada una potencia de 13,15 kw con una tarifa en mercado libre sin discriminación horaria (tarifa 2.1 A):

Factura antes de la optimización del suministro:
La factura del 13/01 al 11/02 que abarca 29 días con un consumo de 446 kw, resultó en un importe de 182,63 €. El precio del kw de energía consumida se facturó a 0,22 €/kw con un descuento del 12% y el termino de potencia a 0,14467 €/kw día.

Optimización del suministro:
Accediendo a las curvas de carga a través del portal de la distribuidora eléctrica se observa que el consumo máximo en una hora en los últimos meses ha sido de 1,8 kw y que el contador inteligente indica que la potencia máxima cuarto horaria de los últimos tres periodos es de 2,4 kw.

Comprobado que existe margen para bajar la potencia se contacta con un electricista homologado para expedir un nuevo boletín eléctrico que certifica que se puede bajar la potencia a 9 kw y al mismo tiempo activar el maxímetro al tener un ascensor que es un servicio no interrumpible. Al bajar la potencia de los 10 kw, la simulación realizada utilizando las herramientas web de la CNMC, se determina que la tarifa más rentable es la tarifa regulada por el gobierno con discriminación horaria de dos periodos (tarifa PVPC 2.0 DHA).

Factura después de la optimización del suministro:

La factura del 28/02 al 31/03 que abarca 31 días con un consumo de 237 kw en punta y 209 kw en valle, resultó en un importe de 93,07 €. El precio del kw de energía consumida se facturó a 0,132 €/kw en horario punta, a 0,0659 €/kw en horario valle y el termino de potencia a 0,11276 €/kw día. Adicionalmente, al facturar con maxímetro sólo se factura el 85% del término de potencia (7,65 kw) al ser en este periodo la potencia máxima demandada inferior al 85% de la potencia contratada (9 kw). Como puede observarse se obtiene un descuento cercano al 50%.

Para finalizar es importante destacar que el fomento de la utilización de tarifas dinámicas como es el caso de las denominadas “Real Time Pricing (RTP)”, como por ejemplo la PVPC (Red Eléctrica dispone de una App para informar al consumidor sobre la variación horaria del precio) donde el precio pagado depende del precio de generación de la energía en cada momento, contribuye a modificar los hábitos de consumo energético de los pequeños consumidores tal y como indica el Global Energy Think Tank Vaasa ETT. Esto a su vez permite aplanar la curva de demanda eléctrica a nivel país, optimizando la generación/consumo eléctrico de forma que se pueda generar más electricidad cuando más económico resulte, a la vez que se fomenta el uso de las energías más baratas y menos contaminantes, entre las que se encuentran las renovables.

* Ficha del Autor: Ovidio González de Uña es Doctor Ingeniero Industrial por la Universidad de Sevilla y ‘MSc in Telecommunication Systems’ por la Universidad de Swansea (UK). Después de trabajar en British Telecom, Tecsidel y Ericsson comienza su andadura en Sandetel, donde desde el año 2007 presta sus servicios desarrollando instrumentos de apoyo al sector TIC andaluz.