Inteligencia Artificial para empresas: Entrevista con Juan Montero (SAS Iberia)

Juan Montero es director de operaciones de SAS Iberia y uno de los ponentes del evento Inteligencia Artificial: Nuevas oportunidades para empresas, en el que hablará de qué herramientas y claves son necesarias para aprovechar el enorme potencial de esta tecnología en el seno de las organizaciones. Conoce más en esta entrevista.

Artículos relacionados:

Juan Montero: «Hay mucho ‘ruido’ con la Inteligencia Artificial y eso genera ansiedad en las empresas»

En este entrevista, Juan Montero Varona, director de operaciones la compañía SAS Iberia, analiza el momento actual de desarrollo e implantación de la Inteligencia Artificial (IA) en España y cuáles deben ser las claves que van a marcar el futuro más inmediato de esta tecnología en el seno de las organizaciones.

Se habla mucho del papel de la Inteligencia Artificial en el futuro de las empresas, pero, en cierto modo, sigue siendo un concepto que muchos ven aún como lejano ¿qué perspectivas de implantación se espera en los próximos años?

Acerca de las perspectivas de implantación de la Inteligencia Artificial tenemos que distinguir dependiendo de dónde pongamos el foco de atención: Si lo vemos como consumidores, consumimos Inteligencia Artificial todos los días desde que desbloqueamos el móvil con nuestra cara, que utiliza redes neuronales para el reconocimiento facial, o cuando accedemos a las recomendaciones de plataformas como Netflix, Amazon o Spotify.

¿Y desde el punto de vista de las empresas?

En este punto hay que decir que estamos yendo un poco más lento de lo esperado y todavía, en cierto modo, estamos lejos. Aunque según el índice de digitalización de la Unión Europea, España e Irlanda han sido los países que más han crecido, y esto es la base para una implantación de la Inteligencia Artificial.

Con todo, más de la mitad de las empresas españolas están inmersas en algún proceso de Inteligencia Artificial, aunque la gran mayoría todavía se encuentran en un momento de pilotaje y experimentación. Muy pocas han llegado a poner en producción casos de uso.

¿Qué tiempo se necesita para poner en funcionamiento un proceso de Inteligencia Artificial en el seno de las organizaciones?

Sobre el papel estamos hablando de un periodo de dos años, aunque la realidad nos dice que se están tardando entre 3 y 4 años, el doble de lo estimado para esta implantación.

Juan Montero (SAS): Customer Experience y la optimización de la cadena de producción son los dos grandes ejes de la IA en las empresas españolas Clic para tuitear

Hablamos de casos de uso de la Inteligencia Artificial ¿qué aplicaciones son ahora mismo tendencia en el entorno empresarial de nuestro país?

No solo en España, sino a nivel mundial podemos identificar algunas tendencias claras como el Customer Experience. Todo lo relacionado con la relación con el cliente y su aplicación a procesos de marketing y ventas. Y en segundo lugar, la optimización de la cadena de suministro y eficiencia en costes.

Estos dos sectores suponen, en estos momentos, dos tercios de los procesos que se están poniendo en marcha. El otro tercio restante es el referido a la experimentación, nuevas aplicaciones, nuevos servicios y posibilidades de negocio. En este sentido, se espera que en el periodo 2020-2021 este ratio se invierta y haya más nuevos servicios y productos por encima de las mejoras en los procesos que ya existen.

¿Estos procesos y tiempos son aplicables en el terreno de las pequeñas y medianas empresas?

En este punto tenemos un axioma: no existe proceso, departamento o función que no sea susceptible de ser mejorado con Inteligencia Artificial o analítica avanzada porque la Inteligencia Artificial no siempre es la respuesta a las preguntas que nos hacemos.

En este sentido, yo creo que el reto de las Pymes es otro. Cuando hablamos de modelos de Inteligencia Artificial necesitamos un volumen de imágenes etiquetadas enorme, y esto es caro y no son asumibles para las Pymes. Junto a esto, hay que poner manifiesto la importancia de contar con los perfiles profesionales adecuados para poner en marcha estos procesos que, a día de hoy, son también escasos y caros.

En este contexto, la Pyme sufre a la hora de activar estos procesos, y es cuando entramos en la necesidad de usar modelos de regulación más flexibles que permitan la entrada de capital extranjero. En definitiva, que haya cambios que permitan a la Pyme poner en marcha estas estrategias.

Los perfiles profesionales en esta materia ¿es este otro de los grandes retos para el desarrollo de los procesos de Inteligencia Artificial?

No solo los profesionales, sino el acceso al conocimiento desde edades muy tempranas. Tenemos que comenzar a incentivar la educación y formación en el ámbito de las carreras STEM para reducir la brecha en el mercado e impulsar estos nuevos perfiles profesionales.

Juan Montero (SAS): Para el impulso de la Inteligencia Artificial se necesitan nuevos perfiles profesionales y fomentar las habilidades STEM desde el aula Clic para tuitear

Por lo que indica, sucede algo parecido a lo que ocurre con la carencia de profesionales en el terreno de la ciberseguridad. En el caso de la Inteligencia Artificial, ¿el ritmo de los avances ha ido muy por delante de la adaptación de empresas e instituciones?

Sí, claramente y no solo en el terreno de ciberseguridad o Inteligencia Artificial, sino en otros sectores como Blockchain o Quantum Computing, que es lo próximo que viene, junto con un montón de nuevas tecnologías que se aproximan en la próxima ola y que tienen un ritmo mucho mayor que al que las empresas están siendo capaces de adaptarse. Y no tiene pinta de que este ritmo se detenga, sino todo lo contrario.

Hablamos de implementación de procesos y también de formación para empleados o el fichaje de nuevos profesionales en estos campos ¿qué coste tiene para las empresas todo esto?

Si hablamos del coste en mayúsculas, este dependerá mucho de la estrategia analítica que se necesite poner en marcha.

El problema de que haya tanto ‘ruido’ en el mercado es que muchas organizaciones se ponen nerviosas «mi competidor lo hace o está de moda y yo tengo que hacerlo» e implementan procesos de Inteligencia Artificial que son caros y no tienen resultados. Estamos hablando de una dilapidación de recursos enorme tanto desde el punto de vista económico como en el terreno de los perfiles profesionales empleados. Y esto repercute en una pérdida de confianza de la dirección de las compañías en estos procesos de Inteligencia Artificial que luego es muy difícil de recuperar.

Hay que tener paciencia y no verse arrastrado por esta ola, pero tampoco dormirse.

¿Cómo hacerlo en el seno de las organizaciones y de los departamentos de Recursos Humanos?

En este sentido, es crítico el perfil de Business Translator que es capaz de identificar estas oportunidades dentro de la empresa u organización y requiere de un conocimiento exhaustivo de la ‘casa’. Esto desde el punto de vista de funciones y capacidades, pero es igualmente importante fomentar una cultura innovadora en las empresas y en este sentido, los departamentos de Recursos Humanos deben reorientarse a no ver tanto capacidades y funciones, como a prestar más atención a comportamientos y valores porque serán claves para esta cultura del cambio que es crítica para desarrollar un proceso de innovación sano.

Juan Montero (SAS): Antes de impulsar un proceso de Inteligencia Artificial, las compañías deben mirar hacia dentro y alinearlo con sus objetivos empresariales Clic para tuitear

¿Qué hacer entonces para no caer en esta burbuja de la Inteligencia Artificial en el seno de las organizaciones?

Una de las claves del éxito es que la dirección de las compañías maneje un lenguaje común sobre qué es esto y cómo podemos alinearlo con los objetivos de la compañía. Una vez que hemos llegado a este punto de entender y manejar este lenguaje común, va a ser posible realizar esta alineación con los objetivos de la organización y, de la misma manera, se promueve la cultura interna de la empresa. Así las cosas funcionan mucho mejor.

¿Existen datos que nos remitan a los beneficios de implementar una estrategia correcta de Inteligencia Artificial en el seno de las empresas?

Sí, claro. El 70% de los casos de uso de Inteligencia Artificial que se han aplicado sobre procesos en empresas los han mejorado.  Y no solo hablamos de datos económicos, sino de sectores como la detección temprana de enfermedades en donde la Inteligencia Artificial está resultando clave y no es algo que se pueda cuantificar, pero que es vital para la calidad de vida de las personas.

¿Cuáles van a ser lo puntos clave de su intervención en el evento «Inteligencia Artificial: Nuevas oportunidades para las empresas» que se celebrará el 18 de junio en Sevilla?

Como he comentado antes, existe mucho ruido en el mercado y esto genera ansiedad, sobre todo en las empresas que conocen poco sobre este tema. Y cuando conoces poco lo que tienes son preguntas. Quiero responder a estas dudas básicas como ¿qué es la Inteligencia Artificial? ¿Por qué debo prestarle atención? ¿Cómo funciona? ¿Por dónde empiezo y qué puedo hacer y qué riesgos lleva asociados? Junto a esto, una de las cuestiones básicas debe ser ¿qué capacidades tengo que desarrollar dentro de mi organización para incrementar las posibilidades de tener éxito en este camino?