movilidad-sostenible-en-la-Smart-City

Desarrollar sistemas y modelos de movilidad que, gracias a las nuevas tecnologías impulsen una nueva forma de desplazarse en un entorno urbano cada vez más masificado es, sin duda, uno de los grandes retos que afronta el modelo de Ciudades Inteligentes. ¿Cuáles son las claves para la movilidad sostenible en la Smart City?

Artículos relacionados:

Claves para la movilidad sostenible en la Smart City

Alcanzar el objetivo de una movilidad sostenible, eficiente e inteligente es uno de los grandes desafíos que se le presenta a nuestras ciudades en los próximos años. El actual sistema de movilidad se muestra agotado tanto desde el punto de vista de la masificación, como de su impacto en el medio ambiente y en la calidad de vida de los ciudadanos.

En el año 2030 se estima que más del 60% de la población mundial residirá en grandes ciudades lo que conlleva un importante impacto desde el punto de vista de la movilidad que, con el modelo actual, va a ser muy complicado de mantener.

No hablamos solo de atascos, sino del impacto medioambiental y del consumo energético de millones de vehículos que inciden de forma directa en la calidad de vida de los ciudadanos y en las economías de las ciudades que sufren de forma directa este gasto energético en sus economías.

Ciudades como Madrid y Barcelona ya están sufriendo los efectos de este agotamiento del modelo de movilidad y ya son frecuentes las noticias referidas a la limitación de la circulación de vehículos en el centro de las grandes urbes o la prohibición de su entrada a partir de una determinada antigüedad que ya se ha anunciado con vistas al año 2020.

En este contexto ¿cuáles deben ser las claves para la movilidad sostenible en las Smart Cities?

  • Impulso del transporte urbano que lleva aparejado una mejora de las rutas y de las conexiones con todos los puntos de la ciudad.
  • Fomento e impulso de nuevos modelos de vehículos (coche autónomo, taxi, coche eléctrico…) que son mucho más respetuosos con el medio ambiente.
  • Paralelo a este impulso de nuevos modelos de turismo, la ciudad debe contar con puntos de recarga que permita la autonomía de estos nuevos sistemas de transporte (puntos de recarga eléctrica, gasineras…)
  • Nuevas alternativas e infraestructuras para la mejora de la movilidad de los ciudadanos, tales como carriles bici, zonas de control de tráfico rodado, supermanzanas, espacios peatonales… que sirvan para reorganizar y optimizar los flujos de personas y vehículos ligeros.
  • Apuesta por la salud y la calidad de vida de los ciudadanos que conlleva una visión cada vez más centrada en la ciudad para disfrutarla en el terreno de la movilidad y no para sufrirla (atascos, problemas de aparcamiento, mala señalización…).
  • Uso de la tecnología para encontrar nuevas fórmulas que potencien este cambio hacia una movilidad sostenible y eficiente en las ciudades del futuro (Internet de las Cosas, Big Data, Aplicaciones móviles, plataformas de monitorización y sensorización, información en tiempo real…)
  • Búsqueda de sinergias y de colaboración con la cultura emprendendora para el impulso de soluciones inteligentes que sean igualmente escalables y extrapolables a otras ciudades para, de esta manera, potenciar el uso de los nuevos sistemas de movilidad sostenible en la Smart City.

Los pasos ya se han comenzado a dar y, de hecho, según el estudio Cities in motion, ciudades españolas como Madrid, Barcelona o Valencia mejoran en el ránking de la movilidad inteligente en el que la primera ciudad andaluza es Sevilla, en el puesto 85.

Claves para el impulso de una movilidad sostenible en la Smart City Clic para tuitear

Soluciones inteligentes para la movilidad en la Smart City

En este contexto, la apuesta por un nuevo modelo de movilidad en las ciudades inteligentes se denomina Smart Mobility y, apoyado en las nuevas tecnologías, persigue el impulso y la aplicación de soluciones smart que beneficien una movilidad sostenible en la Smart City a través de iniciativas como:

  • Reporte y monitorización de todos los puntos del tráfico en las ciudades gracias a la instalación de sensores que remiten datos de forma permanente gracias a la implantación de modelos apoyados en el Big Data e Internet de las Cosas.
  • Uso de sensores que, a través de Internet de las Cosas, apuestan por sistemas de aparcamiento inteligente que se comunican directamente con el ciudadano a través de la tecnología móvil (gracias al 5G) o de paneles instalados en los puntos más masificados de la ciudad. En este terreno, Santander Smart City es una exitosa experiencia
  • Apuesta por el uso compartido de vehículos (Ride-Sharing, Car Sharing o carpooling) y el concepto Mobility as a Service que, apoyado en la tecnología móvil, impulsa un modelo que permite al ciudadano compaginar distintos sistemas de transporte urbano para llegar a su destino de la forma más eficiente y directa. En este sentido, grandes compañías como Mercedes y BMW ya se han lanzado a la competición del coche compartido.
  • Una red de infraestructuras que, apoyada en las TIC, fomente una gestión más eficiente y en tiempo real de todo lo que se refiere al tráfico rodado en las ciudades y que además apueste por el ahorro energético gracias a la instalación de sistemas como pasos de cebra o señales lumínicas inteligentes.
  • Gestión de la movilidad a través de dispositivos y aplicaciones móviles que permitan al ciudadano estar informado de todo lo que afecta a su movilidad y de las soluciones que puede adoptar en tiempo real para evitar esperas innecesarias.
  • Apuesta por la tecnología del coche conectado que optimice las rutas y los consumos y que suponen un impulso de la cultura y de las soluciones emprendedoras en el ámbito de la movilidad sostenible en la Smart City.
El futuro de la movilidad en la Smart City pasa por estas tecnologías e iniciativas que ya se prueban ¿las conoces? Clic para tuitear

AndalucíaSmart, la apuesta de la Junta de Andalucía por la Smart City

¿Cómo cambiará nuestra vida en Andalucía con la llegada de la Smart City? Para que todas estas ventajas se hagan realidad es necesario contar con un plan, que en nuestra comunidad se articula a través del Plan de Acción AndalucíaSmart 2020 (PAAS 2020) de la Junta de Andalucía, cuyas líneas maestras fueron aprobadas el pasado mes de septiembre por el Consejo de Gobierno del Parlamento Andaluz y que cuenta con una inversión de 50 millones de euros en el periodo 2016-2020.

El PAAS 2020 cuenta siete líneas estratégicas y 12 actuaciones para impulsar los beneficios de la Smart City al conjunto de los ciudadanos andaluces. La apuesta va más allá de la Smart City y llega a la Smart Region ¿Sabes en qué consiste y qué proyectos integran su estrategia?

El objetivo no es otro que impulsar un nuevo modelo que, apoyado en las TIC, repercuta y mejore la calidad de vida y fomente nuevas oportunidades para todos los ciudadanos de Andalucía. La clave es conectar al ciudadano con su ciudad.