Pentesting: Qué es y por qué es importante en una estrategia de seguridad

La ciberseguridad es un factor indispensable para las empresas. ¿Sabes qué es el pentesting y por qué es vital para la integridad de los sistemas y protocolos de seguridad informática de las organizaciones? Conoce más en este post.

Artículos relacionados:

Qué es pentesting

Cuando estamos hablando de la definición de pentesting nos remitimos al término en español «examen o test de penetración» para referirnos al procedimiento de atacar un sistema informático para detectar posibles vulnerabilidades o fallos de ciberseguridad.

De esta manera, estamos hablando de un ‘hackeo’ realizado por expertos en ciberseguridad y que, a diferencia de los que conocemos por las noticias, es totalmente legal y cuenta con el respaldo de los responsables de la empresas u organización para acometerse.

¿Es lo mismo pentesting que una auditoría de seguridad? Aunque ambos procesos están vinculados a la estrategia de ciberseguridad de la empresas, no se refieren a lo mismo. Con la auditoría de seguridad detectamos vulnerabilidades en nuestra ciberseguridad, mientras que el pentesting va un paso más allá y explota esas vulnerabilidades para comprobar qué efectos tendría un ciberataque a nuestro sistema.

La importancia del pentesting radica en probar, de forma controlada, las mismas herramientas que emplearían los ciberdelincuentes en un ataque informático contra la empresa. Profundiza en este tema con esta entrevista al experto en ciberseguridad David Santos

La importancia del pentesting en una estrategia de seguridad

¿Por qué es importante el pentesting en una estrategia de seguridad en las empresas? El primer motivo es obvio: porque ponemos a prueba la fiabilidad de las medidas y herramientas de ciberseguridad con las que cuenta la organización.

De la misma manera, esta prueba nos ofrece resultados fiables ante un ciberataque ‘real’ que nos detalle cuál es la respuesta de nuestros sistemas de seguridad informática, así como el nivel de actualización de las herramientas de las que dispone la organización.

En este mismo plano, gracias a un examen de penetración podemos comprobar los efectos reales de un ciberataque a nuestro sistema informático y medir qué capacidad de reacción tendría la empresa en caso de producirse ¿Conoces estas señales para detectar un ciberataque en tu empresa?

Todo ello en un contexto marcado por las constantes amenazas contra la seguridad y los ataques, cada vez más críticos, a los sistemas de seguridad de las empresas a escala global. En 2018 nuestro país recibió más de 38.000 ataques de los que casi un centenar fueron «críticos». Amplía información en este enlace.

¿Qué es el pentesting y por qué es claves en la estrategia de ciberseguridad de las empresas? Conoce claves en este post Clic para tuitear

Fases y tipos de pentesting

¿Cuáles son las modalidades de pentesting que están disponibles para las empresas y qué fases deben completarse para obtener un buen diagnóstico sobre la ciberseguridad de la organización? Acerca de las fases de un proceso de pentesting, este consta de, al menos, estos puntos:

  • Recopilación de información sobre todos los sistemas de seguridad informática, programas, protocolos, permisos… De la misma manera, análisis técnico con herramientas como Nmap (escaneo de puertos) FOCA (análisis de metadatos) o PassiveRecon (para webs), entre otras.
  • Búsqueda de vulnerabilidades a partir de la información recogida en el primer paso del pentesting.
  • Explotación de vulnerabilidades y posterior análisis de la información y los efectos que haya provocado en el sistema de seguridad y los equipos, así como de datos sobre el tiempo de respuesta.
  • Elaboración de informes en los que se especifiquen qué vulnerabilidades se han encontrado y cómo se han explotado. Análisis del estado de los sistemas y programas de seguridad, recomendaciones y medidas para solucionar los problemas detectados.

De la misma manera, en función de las necesidades de la empresa, se pueden establecer diferentes tipo de análisis de pentesting:

  • Pentesting de caja blanca: Recopila toda la información acerca del sistema, la aplicación o la arquitectura. Según los expertos, es el pentesting más completo.
  • Pentesting de caja negra:  Es casi como una prueba a ciegas y el más cercano a seguir las características de un ataque externo. Su actuación es la más similar a la de los cibercriminales.
  • Pentesting de caja gris: esta modalidad de examen de penetración sería una combinación de las dos anteriores. La información que se ha recopilado se analiza y, en función de los datos, se explotan las vulnerabilidades del sistema. Este es el más recomendado por los expertos para un análisis completo de la ciberseguridad de la empresa.

Puedes ampliar información sobre esta materia en este enlace. Para conocer más opciones de herramientas con las que realizar una prueba de pentesting pincha aquí.