Préstamos Enisa: palanca de crecimiento para pymes TIC

Los préstamos participativos que concede la Empresa Nacional de Innovación (ENISA) son una solución financiera especialmente interesante para las Pymes TIC innovadoras.  ¿Sabes cómo acceder a esta financiación? Lee este artículo de Mario González (responsable de Gestión y Contabilidad en Corporación Tecnológica de Andalucía) para conocerlos mejor.

¿Qué es y qué ventajas tiene un préstamo participativo Enisa?

El mecanismo de financiación de Enisa se articula mediante la figura del préstamo participativo, regulado por el artículo 20 del Real Decreto ley 7/1996 de 7 de junio y por la Ley 10/1996 de 18 de diciembre.

Se trata de un préstamo dirigido a pymes (conforme a la definición de la UE) con personalidad jurídica propia (independiente e la de sus socios o partícipes), con actividad principal y domicilio social en España y que tengan un modelo de negocio innovador, novedoso o con claras ventajas competitivas.

Se sitúa a medio camino entre el préstamo tradicional bancario y el capital riesgo. No exige avales ni garantías y tiene dos tramos de intereses:

  • Uno fijo, consistente en el Euríbor más un diferencial de entre el 3,25% y el 3,75%.
  • Otro variable, ligado a la rentabilidad financiera de la empresa (de entre el 3% y el 8%), lo que aporta flexibilidad al empresario. Además, estos gastos financieros son deducibles en el Impuesto de Sociedades.

En 2018, Enisa aprobó 534 préstamos participativos por un importe total de 74,5 millones de euros siendo el sector TIC el de mayor peso en el total de proyectos aprobados, con un 36% de los préstamos y un 35% de la inversión total. Por regiones, Andalucía es la cuarta comunidad autónoma, con un 7% del total.

¿Qué ventajas ofrecen estos préstamos participativos?

El acceso a financiación en el momento adecuado es uno de los factores más decisivos para la consolidación y crecimiento de las Pymes TIC, pero las opciones existentes en el mercado, como el préstamo bancario o el capital riesgo no siempre están disponibles y, además, presentan algunas desventajas, como la necesidad de avales o garantías, en el caso del primero, o una injerencia en la gestión del proyecto, en el caso del segundo.

Los préstamos participativos de Enisa suman las ventajas de ambas opciones y superan algunos de sus inconvenientes, como los citados. De forma resumida podemos señalar estas tres ventajas de un préstamo participativo de Enisa:

  • Ofrecen amplios periodos de carencia y cómodos plazos de amortización, lo que supone una ventaja para las empresas en fase de arranque y crecimiento, ya que refuerza su fondo de maniobra aportándoles liquidez a cambio de deuda financiera a largo plazo. Además, ayudan a fortalecer los fondos propios de la empresa, puesto que la legislación mercantil permite considerarlos dentro de su patrimonio a efectos de reducción de capital.
  • Como tienen la consideración de deuda subordinada, sirven como palanca financiera para conseguir más financiación de otras fuentes, ya que su grado de exigencia en situación de insolvencia se sitúa justo por delante de los accionistas y por detrás del resto de acreedores financieros de la empresa. Todo ello hace que la obtención de este préstamo sea vista con buenos ojos por otras fuentes de financiación e inversión e incluso ayuda a la consecución de otras ayudas públicas.
  • Por último, a diferencia de lo que sucede con el capital riesgo, Enisa no tiene interés en formar parte del Consejo de Administración de la empresa ni intervenir en la gestión y control de esta, lo que garantiza más libertad y comodidad de los socios para tomar decisiones.
Claves para acceder a los préstamos participativos Enisa e impulsar tu proyecto emprendedor Clic para tuitear

¿Cómo solicitar un préstamo Enisa?

Si estás interesado en acceder a uno de estos préstamos, el itinerario que debes seguir es:

  • Solicitud: Es preciso realizar la solicitud a través del portal del cliente.
  • Análisis: Enisa evalúa la solicitud y emite, en su caso, una opinión favorable que indica el importe del préstamo y sus condiciones.
  • Formalización: El adjudicatario dispone de un plazo de 3 meses para aportar la documentación y formalizar el préstamo con la firma ante notario.

¿Cómo puedes asesorarte para conseguir un préstamo Enisa?

La propia Enisa informa directamente a los interesados en a través de su web, pero también existen consultoras especializadas en servicios de apoyo a la innovación que ayudan a las empresas a presentar su solicitud con mayor expectativa de éxito.

Si quieres conocer más ayudas adaptadas al perfil de tu empresa tecnológica visita la Oficina de información a empresas del sector TIC andaluz sobre instrumentos de ayuda y financiación pública.

Tipos de líneas de financiación de los préstamos Enisa

  • Jóvenes Emprendedores: Línea específica para pymes que haya sido constituida durante los 24 meses previos a la solicitud y cuya mayoría del capital esté en manos de personas físicas de edad no superior a 40 años. El préstamo oscila entre los 25.000€ y los 75.000€, con una carencia de hasta 5 años y un vencimiento máximo de 7 años. El tipo de interés es del Euríbor + 3,25% para el primer tramo, mientras que en el segundo tramo se aplica un interés variable, de entre el 3% y el 6%, vinculado a la rentabilidad financiera de la empresa. Los socios deben aportar, vía capital o a través de fondos propios, al menos un 50% del préstamo.
  • Emprendedores: Línea específica para pymes que haya sido constituida durante los 24 meses previos a la solicitud. El préstamo oscila entre los 25.000€ y los 300.000€, con una carencia de hasta 5 años y un vencimiento máximo de 7 años. El tipo de interés es del Euríbor + 3,75% para el primer tramo, mientras que en el segundo tramo se aplica un interés variable, de entre el 3% y el 6%, vinculado a la rentabilidad financiera de la empresa. Los fondos propios deben ser, como mínimo, equivalentes a la cuantía del préstamo.
  • Crecimiento: Línea específica para pymes, independientemente de su antigüedad. El préstamo oscila entre los 25.000€ y los 1,5M€, con una carencia de hasta 7 años y un vencimiento máximo de 9 años. El tipo de interés es del Euríbor + 3,75% para el primer tramo, mientras que en el segundo tramo se aplica un interés variable, de entre el 3% y el 8%, vinculado a la rentabilidad financiera de la empresa. Los fondos propios deben ser, como mínimo, equivalentes a la cuantía del préstamo y, para préstamos por importe superior a 300.000€, es necesario tener las auditados externamente los estados financieros del último ejercicio cerrado.
Estos son los pasos que debes seguir para acceder a un préstamo paticipativo de Enisa Clic para tuitear

Casos de éxito de préstamos Enisa: de Cabify a Smartick

“Por falta de financiación, estuvimos a punto de cerrar las puertas 5 veces en los primeros dos años”, explica el fundador de Cabify, Juan de Antonio, quien afirma que “Enisa apostó por Cabify en una etapa en la que estábamos casi muertos y su préstamo nos salvó la vida”.

Igual que esta compañía de movilidad como servicio, que hoy está presente en 130 ciudades de 12 países, otras muchas pymes innovadoras y de base TIC han disfrutado de estos préstamos, como la startup malagueña Smartick, que aplica un método propio a la formación online en matemáticas; PDL Space, que desarrolla cohetes espaciales reutilizables; o Marsi-Bionic, una empresa fundada por una investigadora del CSIC que aplica la robótica a ayudar a personas que no pueden andar.

La compañía de telefonía MásMovil, la plataforma sevillana para compartir apuntes online Wuolah o el sistema que ayuda a tomar decisiones mediante geolocalización Geoblink son otros ejemplos de empresas financiadas por estos préstamos que han desarrollado negocios innovadores basados en TIC.