Soft Skills: Nuevas habilidades para acceder al empleo en la Economía Digital

La Sociedad Digital apuesta por un nuevo modelo de profesionales en el que cada vez cobran más importancia las Soft Skills o ‘Habilidades Blandas’. ¿Sabes qué son y por qué los departamentos de Recursos Humanos de las empresas reclaman cada vez más formación en ellas? Conoce cómo impulsarlas desde el aula con las claves de este post.

Artículos relacionados:

¿Qué son las Soft Skills?

Cuando hablamos de la definición de Soft Skills nos remitimos al término «Habilidades blandas o suaves» y con ellas nos referimos, según Wikipedia, al conjunto de «conocimientos, competencias  y comportamientos que distinguen a dos personas (una de las cuales posee estas habilidades y la otra no) que han estudiado lo mismo y obtenido iguales resultados académicos, en el momento de emprender un proyecto, solucionar un conflicto o relacionarse con los demás».

¿De qué habilidades hablamos, en concreto, cuando nos referimos a Soft Skills? La lista es amplia y se refiere a aspectos como la capacidad de liderazgo, la habilidad en materia de comunicación, la organización de las tareas en equipo, la creatividad, la gestión del tiempo, la adaptación al cambio o el pensamiento crítico para el análisis de datos e interpretación de las tendencias del mercado.

¿Qué diferencia hay entre Soft Skills y Hard Skills?

Cuando nos referimos a Hard Skills (Habilidades Duras) estamos hablando del conjunto de conocimientos y habilidades técnicas que posee una persona y que, junto con la experiencia laboral, forman el eje de la mayor parte de los currículum que reciben los departamentos de Recursos Humanos de las empresas.En definitiva, las Hard Skills son nuestro ‘bagaje’ de formación, así como los conocimientos técnicos que vamos adquiriendo a través de nuestra experiencia laboral o académica.

¿Qué habilidades son más importantes en la búsqueda de empleo?

Hasta hace unos años, las Habilidades Duras centraban el foco de atención de los departamentos de Recursos Humanos de las empresas o de los ‘Head Hunters’ en plataformas para buscar empleo como LinkedIn. Sin embargo, el avance de la sociedad digital y de los procesos asociados a ella ha puesto de manifiesto la importancia de las Soft Skills para la selección de candidatos a un puesto de trabajo.

De hecho, a igualdad de condiciones en conocimientos técnicos, las Soft Skills se han convertido en el factor clave para la selección de personal. En este sentido, hay expertos que consideran estas habilidades sociales y de comunicación como más importantes que las Hard Skills.

¿Sabes cuáles son las habilidades blandas más demandadas por los departamentos de Recursos Humanos de las empresas? LinkedIn elabora cada año una lista y estas son las Soft Skills más valoradas por las empresas en 2019:

  1. Creatividad.
  2. Persuasión.
  3. Colaboración.
  4. Adaptabilidad.
  5. Gestión del tiempo.
Soft Skills Vs Hard Skills: Qué habilidades son las más demandadas por las empresas en la sociedad digital. Conoce claves en este post Clic para tuitear

La importancia de las Soft Skills en la formación

En este contexto, el nuevo modelo de formación debe apostar de manera decidida por las Soft Skills. De esta manera, las habilidades sociales y de comunicación tienen ya tanta importancia como las técnicas. Esto implica un nuevo concepto en la formación de los futuros profesionales que deben atender no tanto a la mera adquisición de destrezas, sino también a aspectos tan importantes como el trabajo en equipo o la adaptación al cambio.

Precisamente estas dos ‘Habilidades Blandas’ son inherentes a todos los cambios que trae consigo la Economía Digital y forman parte de las cualidades imprescindibles para un líder en la era digital. De la misma manera, la creatividad y las habilidades comunicativas tanto interna, como de cara al cliente, son pilares básicos de un nuevo modelo de organización en las empresas.

En este sentido, los departamentos de Recursos Humanos reclaman cada vez más formación interna en Soft Skills y, de forma paralela, la oferta de cursos relacionados con las Habilidades Blandas se ha multiplicado tanto en los formatos tradicionales, como en nuevos modelos como los bootcamps ¿Sabes por qué son una formación cada vez más demandada por las empresas? Pincha este enlace.

¿Qué son las 'Habilidades Blandas' y por qué son cada vez más reclamadas por las empresas? Clic para tuitear

Cómo impulsar las Habilidades Blandas en el aula

¿Cuál va a ser el papel de las Soft Skills en el aula? ¿Qué herramientas o conocimientos impulsan este tipo de habilidades y cuál debe ser el papel y la formación de los nuevos docentes? Las nuevas tecnologías ya están transformando el aula e impulsando nuevos métodos formativos como Flipped Classroom o la cultura ‘maker’, pero igualmente importantes son las ‘Habilidades Blandas’.

En este sentido el impulso de las vocaciones en el ámbito de las carreras STEM está directamente relacionado con el impulso de las Soft Skills. En este sentido, la inclusión de la robótica y la programación en el aula fomenta el desarrollo de habilidades como el trabajo en equipo, el liderazgo, la resolución de problemas y la adaptación al cambio. ¿Conoces las ventajas de la robótica para niños?

En otros casos, la oferta formativa se dirige de manera directa al fomento de estas Soft Skills en el alumnado como es el caso de este centro educativo de Sevilla. ¿Cuáles son las Soft Skills que deben impulsarse en el aula? Los expertos señalan habilidades como:

  • Capacidad resolutiva (resolución de problemas complejos), creatividad, innovación y adaptabilidad.
  • Pensamiento crítico y analítico, capacidad de reflexión.
  • Gestión de personas, negociación, capacidad de diálogo y habilidades comunicativas y organizativas.
  • Predisposición para el trabajo en grupo, colaboración y apoyo a los compañeros.
  • Inteligencia emocional, habilidades sociales, control de las emociones, capacidad de trabajar bajo presión, integridad, respeto, tolerancia, mentalidad abierta, flexibilidad, sentido del humor, optimismo y empatía.
  • Formación continua y cultura general.
  • Motivación, iniciativa, perseverancia, curiosidad e interés.
  • Autonomía, autoconocimiento, responsabilidad, gestión del tiempo y sentido común.
  • Valores y ética.
  • Lenguaje gestual, corporal y no verbal.

¿Cómo impulsarlas e introducirlas en el aula? A través de metodologías activas que tienen a las nuevas tecnologías en un papel protagonista tanto en el terreno de la adquisión de conocimientos, como a la hora de desarrollar estas Habilidades Blandas que van asociadas a estos nuevos modelos de aprendizaje. Amplía información sobre las metodologías Soft Skills en el aula en este interesante artículo.