Ciudades del futuro en Andalucía

Nuestras ciudades evolucionan al ritmo que marcan las nuevas tecnologías. Esta realidad está cada vez más presente en Andalucía que, a través de su estrategia Smart City ya está dando los pasos necesarios para responder a la gran pregunta: ¿cómo serán las ciudades del futuro? ¿qué servicios pondrán a disposición del ciudadano? ¿cómo se gestionarán y qué nos aportarán?

Claves que marcarán las ciudades del futuro

Cuando hablamos de ciudades del futuro nos tenemos que remitir obligatoriamente al concepto de ciudades inteligentes o Smart Cities y eso implica hablar de una evolución y renovación constante al ritmo que marcan las nuevas tecnologías y las demandas de sus ciudadanos. ¿Cuáles son claves de estas ciudades del futuro?

El ciudadano, en el centro:

Las demandas de los ciudadanos se convierten en el centro de la estrategia de las ciudades del futuro. Hablamos de una ciudadanía que desde hace tiempo vive conectada en su entorno personal y profesional y que reclama el mismo servicio y soluciones en su entorno urbano que, al igual que ocurre en otros sectores como el e-commerce, debe fijar todas sus actuaciones en asegurar un servicio de calidad y sometido a un proceso de revisión constante.

El acceso de la ciudadanía no solo se apoya en el acceso a la información abierta, algo que ya se está poniendo en marcha en muchas ciudades y ayuntamientos, sino que también obliga a un diálogo directo con el ciudadano y a que éste participe en la toma de decisiones de la ciudad del futuro para que se sienta parte activa de la Smart City a través de plataformas abiertas y procesos de toma de decisión.

Colaboración estrecha de instituciones y empresas:

Las ciudades del futuro van a cambiar de forma importante el proceso de toma de decisiones. Si el ciudadano tiene que ser parte activa, también lo ha de ser la empresa que tiene mucho que decir en el modelo Smart City. Ejes de colaboración cada vez más estrechos entre las administraciones y las empresas para la implantación y la puesta en marcha de dispositivos y el desarrollo de la tecnología en un modelo cada vez más horizontal.

En este sentido, uno de los cambios más demandados por las empresas para las ciudades del futuro tiene mucho que ver con la agilidad en las contrataciones del sector público, así como en los mecanismos de consulta y toma de decisiones con la administración local.

El smartphone, como eje del concepto ‘gobierno móvil’

El teléfono inteligente se ha convertido en la principal vía de acceso a Internet y en un elemento de uso masivo por parte de la ciudadanía. Las ciudades del futuro no pueden obviar este hecho y adaptar todos sus servicios y el acceso a ellos a través del smartphone que, de esta manera, se va a convertir en la llave de los ciudadanos y empresas tanto a la información como a los recursos y el diálogo del que antes hablábamos por parte de la administración. El concepto ‘Gobierno Móvil’ será, sin duda, una de las claves que marquen la ciudad del futuro.

La importancia del móvil no solo se remite a la relación con la administración, sino que remite a todos los órdenes de la vida de los ciudadanos con servicios tan importantes como la teleasistencia sanitaria, la gestión y denuncia de incidentes, la realización de todo tipo de pagos (Fintech) o el acceso a recursos educativos y formativos. Las ciudades del futuro serán móviles.

Ciudades del futuro eficientes y acogedoras

Unido de forma ineludible al concepto de Smart City y uno de los aspectos más demandados por los ciudadanos de las ciudades del futuro. La eficiencia energética y el uso sostenible de los recursos son dos de las claves de cualquier estrategia de Smart City. Conceptos como la domótica urbana van a ser cada vez más utilizados y tienen que ver con las medidas smart para garantizar un alumbrado eficiente, unos servicios urbanos automatizados que impulsen el respeto y el cuidado de nuestro entorno urbano. La ciudad del futuro no será agresiva con sus habitantes, sino que les facilitará la vida.

Movilidad y accesibilidad para todos

En este concepto de ciudades acogedoras y que respondan a las necesidades de sus ciudadanos, la apuesta por la movilidad sostenible es, sin duda, otro de los grandes retos que deben marcar la hoja de ruta de las ciudades del futuro a través de soluciones como una gestión inteligente de las plazas de aparcamientos, mejora de las conexiones internas para reducir atascos y tiempos de espera, automatización de servicios de gestión de movilidad, señalización digital, accesibilidad y eliminación de barreras, geolocalización y, por supuesto, mejora e impulso de los servicios de transporte público y alternativo, siempre apoyados en soluciones TIC.

Economías locales y dinámicas

Ya comienzan a darse los primeros pasos. La tendencia de las ciudades del futuro va a ser una apuesta constante por las economías emprendedoras que aporten valor al entorno urbano. Soluciones emprendedoras que ya se aplican en Andalucía y que servirán de base y serán claves para esa revisión constante del control de calidad que ofrece a sus ciudadanos la Smart City y que apuestan por servicios tan fundamentales como la salud, el turismo, la hostelería, la movilidad, la seguridad y, por supuesto, la eficiencia energética. Las ciudades del futuro se apoyarán en el emprendimiento como fuente de generación de riqueza.

La seguridad, el gran reto

En todo este contexto de participación y de acceso libre y participación en todo tipo de información y de servicios, el gran reto que marca el futuro de las ciudades del futuro es, sin duda, la seguridad. Vivimos en una sociedad cada vez más tecnológica en la que términos como el Big Data o Internet de las Cosas son ya de uso generalizado, pero todos estos avances no pueden dejar de lado el uso y el tratamiento de los datos de carácter personal que cada vez van a estar más expuestos y necesitan la máxima protección en las ciudades del futuro.

AndaluciaSmart y la apuesta por las ciudades del futuro

Todas estas son las claves que marcarán las ciudades del futuro y que reflejan la importancia de las nuevas tecnologías en un cambio que ya está produciendo en nuestro entorno personal y profesional y que ahora debe trasladarse a nuestro entorno urbano. Pasar de la teoría a la realidad exige contar con un plan de acción y, en Andalucía, ese plan se denomina AndalucíaSmart.

¿En qué consiste? En el diagnóstico, definición y aplicación de las medidas necesarias para la implantación de todos los conceptos de la Smart City en los municipios andaluces que se traduce en un Libro Blanco.

¿Cuándo se aplica? Desde ya. Tras una fase de consulta, debate e incorporación de propuestas, así como de pruebas pilotos en varios municipios andaluces, desde el pasado mes de septiembre, la estrategia Smart City tiene luz verde del Parlamento andaluz para su puesta en marcha y comienzo de las acciones y medidas planteadas sobre el papel que deben ser una realidad en 2020.

¿Cómo se está desarrollando? Nada más producirse el visto bueno, la estrategia AndalucíaSmart ya ha comenzado a dar sus primeros pasos y prueba de ello es la creación de la Red de Agentes de Desarrollo Inteligente de Andalucía (Radia), puesta en marcha el pasado mes de octubre y en la que se integran instituciones, organismos y empresas para generar las sinergias que marcarán el funcionamiento de las ciudades del futuro.

¿A quién va dirigido? A la ciudadanía que, como te hemos indicado, va a ser el eje central de la Smart City tanto desde el punto de vista de su relación con las administraciones, como en el ámbito emprendedor. En este sentido, ya se están cerrando acuerdos con diputaciones y ayuntamientos como los de Cádiz, a finales del pasado mes de octubre, para la generalización de la plataforma MOAD. En el terreno del emprendimiento, la apuesta por las soluciones emprendedoras marca desde hace tiempo el impulso de iniciativas en Programa Minerva y Andalucía Open Future que acaba de abrir proceso de selección de Startup.

Smart City: ¿Cómo serán las ciudades del futuro en Andalucía?
5 (100%) 2 votos

1 comentario
  1. Herberth Augusto Rueda Antezana Dice:

    Las ciudades del futuro serán EFICIENTES: Compactas, configuradas, nada de automóviles (ni en tierra ni volando), rodeadas de agricultura y forestación, arboladas, sin césped (el césped es depredador del agua y no rinde oxigenación como un árbol), con bastante tecnología, densas (130,000 personas/km2),etc. DEBEMOS EMPEZAR A COMPACTAR NUESTRAS CIUDADES. Devolver su espacio a la naturaleza.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *